Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 21 octubre 2018

Trump y Kim dejaron atrás el difícil pasado

EU detendrá sus “juegos de guerra”, mientras que Norcorea se ha comprometido a desnuclearizarse

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Singapur.- El presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un partieron de Singapur con encendidos autoelogios a los avances logrados en la desnuclearización de la península coreana.

Pero Trump enfrentaba preguntas difíciles en casa acerca de si obtuvo muy poco a cambio de lo mucho que concedió, como el acuerdo de desistir de los ejercicios militares con Corea del Sur.

En una ceremonia perfectamente coreografiada, Trump y Kim realizaron una reunión sin precedentes que parecía inconcebible unos meses atrás, cuando los dos países intercambiaban insultos y amenazas nucleares.

Los dos se mostraron optimistas después de unas cinco horas de conversaciones, y Trump agradeció a Kim por “dar el primer paso audaz hacia un futuro nuevo y brillante para su pueblo”. Kim dijo que ambos “decidieron dejar atrás el pasado” y prometió que “el mundo presenciará un gran cambio”.

En vez de misiles “podrías tener los mejores hoteles del mundo”, le dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al líder norcoreano, Kim Jong-un, según reveló el propio mandatario estadounidense a los periodistas.

“En lugar de eso (probar misiles), podrías tener los mejores hoteles del mundo justo ahí. Piénsalo desde una perspectiva inmobiliaria”, señaló Trump.

EU suspenderá maniobras militares

El presidente Donald Trump, anunció que este país detendrá sus “juegos de guerra” en la península de Corea, aunque señaló que por el momento no tiene previsto reducir su amplio despliegue militar en territorio surcoreano.

La suspensión de las maniobras militares de la península supondrá “un tremendo ahorro” para Estados Unidos, según Trump, quien también calificó estos ejercicios como “provocativos”, durante su rueda de prensa al término de la histórica cumbre celebrada en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

“Hemos hecho estos ejercicios durante mucho tiempo junto a Corea del Sur”, dijo Trump, quien los calificó de “tremendamente caros” y señaló que Seúl contribuye económicamente a los mismos.

Añadió que estas maniobras son “muy provocativas” y afirmó que “bajo las actuales circunstancias, es inapropiado realizar juegos de guerra”.

Minuto a minuto