Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 19 diciembre 2018

La fiebre mundialista, es apenas un resfriado

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Algunos culpan a la lluvia, otros al desempeño de la Selección Mexicana y otros tantos a la efervescencia de los próximos comicios electorales, el que restaurantes de las colonias Roma, Condesa y Centro Histórico apenas comiencen a considerar las promociones que ofrecerán para disfrutar la justa deportiva.

En la avenida Álvaro Obregón, desde la avenida Cuauhtémoc y hasta Insurgentes, los cosmopolitas y variados restaurantes lucían igual que siempre, con cartas ofreciendo alimentos del día y algunas promociones cotidianas; del Mundial, nada más que los anuncios en las televisiones de los establecimientos que parecían ajenos al Mundial Rusia 2018.

En una de las avenidas reconocidas por alimentar a Godinez, hipsters, amantes de los perros y veganos por igual, sólo un par de establecimientos lucían orgullosos globos en forma de balones de futbol colgados en los techos e imitaciones de la copa mundial como centros de mesa; Joel Hernández, del restaurante La Mata Dietas, que ofrece antojitos mexicanos es uno de estos restaurantes que desde hace dos semanas estaba listo para la llegada del Mundial.

“No tienen actitud mundialera”, refirió al evidenciar la falta de decoraciones y promociones para disfrutar los partidos; ello, aunado a que muchos serán por la mañana; sin embargo, durante los torneos en los que juegue la Selección Mexicana ofrecerá promociones de tres tacos por dos y cervezas a 20 pesos y considera que seguramente habrá quien tenga estómago para beber cerveza mientras disfruta del mundial.

Al parecer, la fiebre mundialera es apenas un resfriado que contagia solo a algunos cuantos aficionados quienes ven como positivo que México, junto con Canadá y Estados Unidos alberguen la copa mundial en 2026.

Sin embargo, otros tantos, quizá influenciadas por los tiempos políticos o por malos humores en miscelánea señalan que será “pan y circo”, debido a que consideran que los partidos más importantes se jugarán o en Canadá o en Estados Unidos.

Las personas, en su mayoría y muy probablemente afectadas anímicamente por las lluvias constantes, señalaron con apatía que serán muchos los desplazamientos para disfrutar los partidos en 2026, aunado a que en el país sólo se jugarán 10; así, en su mayoría coincidieron que será un buen negocio para algunos cuántos, incluso hubo quienes bromearon con la posibilidad de una segunda tenencia para soslayar los costos de un evento de esta naturaleza.

En la misma avenida, uno de los empleados de La Cervecería de Barrio hace equilibrios para fijar muy bien al techo el último pendón de la tira de un sin fin de banderas que jugarán en el Mundial Rusia 2018.

Con orgullo comenta que el lugar es de los pocos que ya cuentan con adornos mundialeros e incluso ya tienen listas al menos cinco promociones diferentes; él, consideró que será hasta poco antes del domingo, cuando juegue la Selección Mexicana contra Alemania, cuando los restaurantes “se pongan las pilas”.

De acuerdo con información de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope-Servytur), el consumo relacionado con la celebración del Día del Padre repuntará ante el primer encuentro de la selección mexicana con Alemania el domingo próximo, con una derrama económica para el fin de semana del 15 al 17 de junio de 725 millones de pesos.

Además, alrededor de cien mil establecimientos de la capital mexicana, considerando no solo los restaurantes, sino también los bares y las tiendas de abarrotes, se verán beneficiados ante la justa mundialista; por partido, se espera un gasto promedio de 579 pesos por entre cuatro a seis personas que lo verían en su casa; y de más de 700 pesos de acudir a un establecimiento con un consumo moderado de bebidas y botanas.

Para Josué, gerente de uno de los numerosos bares de la calle de Regina, en el centro histórico, el desempeño de la Selección Mexicana y la poca esperanza de que llegue a las finales es uno de los motivos por los que en su opinión los restaurantes lucen sin mayor decoración que las promociones de todos los días.

En ese sentido, abundó que de todos modos esperará a que los propietarios de lugar le den luz verde para ofrecer promociones para celebrar el Mundial, aunque se consideró poco optimista en cuanto a la afluencia de comensales y amantes del fútbol debido a que muchos de los partidos serán en la mañana y en horarios laborales, aunado a que en esa calle la fiesta comienza siempre después de mediodía.

En tanto que Rodrigo, gerente de la Mezcalería de Talismán de Motolinia, comentó que sí ofrecerán promociones aunque no decorarán con motivos mundialeros; él, asegura que los horarios de las justas no ayudarán mucho a incrementar las ventas de los bares y recordó que en mundiales anteriores con horarios similares a los de esta ocasión, las personas no consumían tanto.

Los ánimos son bien diferentes en la calle de Génova, en la Zona Rosa, ahí los restaurantes y bares ya ostentan quizá no las mejores decoraciones, pero sí enormes mantas invitando a todas las personas a disfrutar atractivas promociones con cerveza y alimentos.

“Para los chilangos no hay limitaciones”, comentó contento uno de los meseros al afirmar que sí habrá quienes aprovechen con singular alegría dichos descuentos que van desde misiles de cinco litros de todos los tipos de cerveza desde 484 pesos con cinco shots de tequila y palomitas, o bien de desayunos completos.

Otro de los establecimientos de esa calle, cuyos promotores dicen a gritos que abrirán desde bien temprano para celebrar el Mundial Rusia 2018, esperan buenas ventas durante el mes que duran los partidos, ello, debido a que es una zona restaurantera en la que desfilan hordas de trabajadores que buscan cualquier pretexto para disfrutar después del trabajo.

Minuto a minuto

Toda la sección