Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 20 octubre 2018

Obliga mal tiempo a desviar la ruta del Aquarius con 106 migrantes

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ante las malas condiciones meteorológicas, la nave Aquarius, con 106 inmigrantes a bordo tras la transferencia de 523 a embarcaciones italianas, desvió su ruta en su camino a Valencia, España, informó hoy la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

En un comunicado explicó que a primera hora de la tarde de este jueves, la Aquarius, manejada en colaboración entre MSF y la organización SOS Mediterranée, se encontraba a unas 30 millas naúticas de las costas de la isla italiana de Cerdeña.

“Durante la noche las condiciones metereológicas fueron muy duras, con olas de hasta 4 metros de altura y viento a 35 nudos”, explicó.

Confirmó que 80 de las personas abordo debieron ser atendidas por el personal médico con síntomas de mal de mar, entre ellas varias mujeres embarazadas y una que apenas dio a luz.

“Esta mañana muchas personas estaban todavía mal, aunque la situación era más serena. Distribuimos naranjas, barras de cereales, pan y té frío proprocionados por la Guardia Costera italiana, y las condiciones del mar eran ligeramente mejores”, dijo Aloys Vimards, jefe del proyecto de MSF a bordo de la Aquarius.

La ONG explicó que bajo las indicaciones de la Guardia Costera italiana, la nave cambió ruta y navegará, al lado de las otras embarcaciones con los otros 523 inmigrantes, a lo largo de la costa oriental de Cerdeña.

Precisó que a bordo viajan varias personas tratadas por síndrome de ahogamiento o con graves quemaduras de combustible y agua salada.

“Nuestros amigos, colegas, con 106 personas exhaustas y vulnerables y muchas más en las naves de las autoridades italianas, están desde hace días en el mar, esta noche con olas altas y viento fuerte, en una larga y absurda travesía hacia España”, declaró Claudia Lodesani, presidenta de MSF.

Recordó que otra nave de la marina militar estadunidense con 40 supervivientes de un naufragio, está desde hace horas en alta mar y debió abandonar 12 cadáveres ante la falta de autorización para desembarcar el algún puerto italiano.

“Bajo los ojos del mundo entero se asiste a este estira y afloja hecho sobre la piel de personas que pone gravemente en riesgo un sistema de búsqueda y socorro, que responde a la obligación del derecho internacional y marítimo de salvar vidas humanas”, anotó.

Destacó que las organizaciones humanitarias ofrecieron a ese sistema su ayuda, apoyando a la Guardia Costera italiana en el rescate de vidas, para llenar el “dramático” vacío dejado por los Estados europeos.

“Estamos al lado de nuestros colegas de la Aquarius y de los colegas de otras organizaciones que están aún en el mar pese a los obstáculos y los insultos, y de todas las personas desesperadas que arriesgan su vida en el mar o están atrapadas en el infierno libio porque las políticas europeas no dejan ninguna alternativa”, agregó.

Dijo esperar que se regrese pronto a hablar de canales legales y seguros de búsqueda y socorro en el mar y de acogida con la humanidad que esas personas merecen, “para que la defensa de las vidas humanas esté siempre por encima de otras consideraciones”.

MSF recordó que en mayo de 2015 decidió trabajar en el mar para responder a un “inaceptable” número de muertes, en particular mil 200 registradas en dos semanas de abril de ese año luego que concluyó la operación italiana de rescate denominada Mare Nostrum.

“Desde entonces MSF no ha dejado de pedir vías legales y seguras para las personas que escapan hacia Europa y la puesta en marcha de un sistema de búsqueda y socorro acordado a nivel europeo”.

Dijo que desde el inicio de sus actividades, MSF ha ayudado a salvar 75 mil vidas en el Mediterráneo central, en respeto del derecho marítimo y bajo la coordinación de la Guardia Costera italiana.

La Aquarius debió desviarse hacia Valencia, España, luego que el gobierno italiano le prohibió atracar en puertos del país de la bota.

Minuto a minuto