Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 20 octubre 2018

Sentencian a cuatro traficantes por caso de 75 migrantes asfixiados en un camión en Austria

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

BUDAPEST (AP) — Un tribunal en Hungría sentenció el jueves a cuatro traficantes de personas a 25 años de cárcel por el caso en el 2015 en que 71 murieron asfixiados en un camión hallado en Austria.

Un afgano fue considerado el principal culpable, junto con tres cómplices búlgaros, en el juicio realizado en Kecskemet, una ciudad del sur de Hungría. El veredicto puede ser apelado.

Otros 10 acusados, en su mayoría búlgaros, fueron condenados a penas de entre tres y 12 años. Tres de los procesados siguen prófugos.

Entretanto en Francia, se confirmó que el presidente Emmanuel Macron recibirá al primer ministro italiano Giuseppe Conte el viernes, en medio de una disputa entre los dos países acerca de la inmigración. El Palacio del Elíseo informó que Macron y Conte hablaron por teléfono el miércoles.

Italia exigió una disculpa pública luego que el presidente francés acusó al nuevo gobierno italiano de irresponsabilidad por negarse a recibir un barco lleno de migrantes rescatados en el mar.

Macron dijo que él “no hizo ningún comentario destinado a ofender a Italia y al pueblo italiano”, apuntó el comunicado.

Conte apuntó que la conversación con Macron fue “muy cordial” y confirmó la reunión del viernes en París.

El lunes España anunció que permitirá que el barco, llamado Aquarius, atraque en Valencia, donde debe llegar la mañana del domingo. El mal tiempo obligó al barco a desviarse el jueves en su travesía hacia España.

La viceprimera ministra española Carmen Calvo dijo que las autoridades evaluarán caso por caso si los migrantes deben recibir asilo, de acuerdo con las normas de cada país. Añadió que la prioridad será las mujeres y los niños, especialmente aquellos que hayan sido traficados o explotados en la travesía.

En el caso en Hungría, 59 hombres, ocho mujeres y cuatro menores de Siria, Irak y Afganistán murieron asfixiados en el compartimiento de carga del camión que llevaba placas húngaras. Fue hallado abandonado en el carril de emergencia de la carretera cerca de Parndorf, Austria, próximo a la frontera húngara, el 27 de agosto del 2015.

Los migrantes abordaron el camión cerca de la aldea de Morahalom, en la frontera entre Hungría y Serbia, para ser llevados a Austria. Según los fiscales, que habían pedido cadena perpetua para los cuatro culpables principales, las 71 víctimas “murieron asfixiadas en circunstancias espeluznantes tres horas antes de la partida” cuando todavía estaban en Hungría.

Unos 400.00 migrantes atravesaron Hungría en el 2015 rumbo a Alemania u otras localidades en Europa Occidental. El flujo se atenuó el año pasado a raíz de la construcción de cercas hechas con alambre afilado en la frontera sur de Hungría, obra del gobierno del primer ministro Viktor Orban quien hizo campaña en base a una retórica antiinmigrante.

Orban ha aplaudido la elección de un gobierno populista en Italia que también ha mantenido una postura antiinmigrante y que ha prometido expulsar a decenas de miles de migrantes.

Por su parte, el papa Francisco pidió el jueves una respuesta multinacional a la emigración irregular porque el problema a menudo “supera las capacidades y recursos” de países concretos.

Francisco envió un mensaje en una conferencia vaticano-mexicana sobre migración. Aunque Francisco no mencionó en concreto la situación en el Mediterráneo, sus palabras reflejaban la queja que expresa Italia desde hace años sobre que se ha visto en gran parte sola para gestionar la llegada de cientos de miles de personas a sus costas en los últimos años.

Minuto a minuto