Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 23 septiembre 2018

Reyes de España visitan las misiones españolas en San Antonio

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

San Antonio.- Los reyes de España se reencontraron hoy con el pasado al visitar en San Antonio una de las misiones de franciscanos que impulsó la corona española para poblar los territorios que controlaba en lo que ahora es Estados Unidos y que dieron lugar al nacimiento de la ciudad texana hace tres siglos.

Los monarcas se desplazaron al asentamiento de San José, levantado en 1720, y que es considerado “La reina de las misiones” por ser la más grande y la que mejor se conserva de las cinco que hay en la séptima ciudad más grande de Estados Unidos.

La Unesco las declaró Patrimonio de la Humanidad en 2015, lo que llevó al municipio de San Antonio a instaurar la Llave de las Misiones, una distinción cuyos primeros destinatarios han sido los Reyes en reconocimiento a su presencia coincidiendo con el tricentenario de la ciudad.

En el acto de la Llaves de la Misiones, el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, aseguró que la estancia de los reyes es “una oportunidad de estrechar las raíces, la amistad y los lazos con España en los próximos 300 años”.

Tras la entrega, en un acto celebrado en el Palacio del Gobernador, un antiguo presidio, el alcalde acompañó a los reyes a la misión de San José, situada a las afueras del municipio.

La primera misión franciscana que se levantó fue la de San Antonio de Valero, en 1718, conocida posteriormente como El Álamo, que los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía conocieron en 1987 en su viaje a San Antonio.

El Álamo fue donde los colonos texanos resistieron a las tropas mexicanas en la célebre batalla de 1836, que supuso un hito en la independencia de Texas.

Posteriormente, se construyeron los asentamientos de San José, Concepción, San Juan y Espada, en los que los españoles integraron de forma amistosa a los indígenas y los evangelizaron como vía para poder controlar grandes extensiones de territorio poco pobladas.

Junto a dos guardias de los parques nacionales de EE.UU. y del arzobispo de San Antonio, Gustavo García-Síller, los reyes recorrieron el recinto amurallado, en el que destaca la iglesia, que representaba el punto central de la comunidad.

En uno de las paredes de la sacristía, sobresale la “Ventana de la Rosa”, uno de los mejores ejemplos del barroco en Norteamérica, y que ahora es el símbolo de la ciudad de San Antonio.

Varias decenas de vecinos se acercaron a la misión para saludar a los Reyes con banderitas españolas.

“¡Bienvenidos, os queremos!”, gritó una de las mujeres ante el agradecimiento de Felipe VI y su esposa, quien recorrió el recinto con un abanico debido al intenso calor.

Tras ver el granero, los reyes de España observaron las acequias con las que los indígenas regaban los terrenos cedidos por los frailes.

El de San José fue el primer molino que se construyó en Texas, que permitió a los españoles incorporar el trigo a la dieta de los nativos, basada solo en el maíz.

El asentamiento de San José, que fundó el franciscano Antonio Margil de Jesús, no ha dejado de ser centro de culto hasta hoy, a cargo de esta orden religiosa.

Durante la visita, acompañaron a los reyes el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el alcalde de San Antonio con su esposa.

La primera jornada de la visita a la ciudad texana se completa con la inauguración de una exposición sobre el legado urbanístico que España en los territorios que ahora son Estados Unidos, organizada por la Fundación Consejo España-EE.UU..

Posteriormente, habrá un encuentro con el gobernador de Texas, Greg Abbot, quien ofrecerá a los reyes una cena de gala. EFE

Minuto a minuto