Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 18 julio 2018

Aclara CNDH identidad de detenido por caso Iguala

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) advirtió que Erick Uriel Sandoval Rodríguez, detenido por su presunta participación en el caso Iguala, no corresponde a “El Güerreque”, a quien los autores materiales de los hechos señalan como su cómplice.

En un comunicado de 15 puntos, dado a conocer este lunes, la CNDH advirtió que desde octubre de 2017, el detenido Erick Uriel Sandoval Rodríguez y su familia entregaron pruebas a la Procuraduría General de la República (PGR) que demostraban el error, pese a lo cual continúa detenido.

“La CNDH ha continuado con sus diligencias para determinar violaciones a derechos humanos en el caso Iguala. En el curso de estas actuaciones se pusieron en su conocimiento hechos emergentes que también entrañan violaciones”, señaló.

El organismo recordó que el 12 de marzo, la PGR y la Policía Federal dieron a conocer el arresto de la persona a quien los medios de comunicación identificaron como Erick Uriel Sandoval Rodríguez, alias “La Rana”, presunto partícipe de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Sin embargo, esta persona se quejó ante la CNDH, argumentando que fue detenido por confusión. Aseguró no ser la persona a la que los acusados de la desaparición de los normalistas se refirieron en sus declaraciones.

La CNDH detectó que los acusados, en sus respectivas declaraciones, sólo refieren el apodo de su cómplice: “La Rana” o “El Güereque” y que no mencionan nombre alguno.

Por eso, la comisión revisó a fondo la averiguación previa, los dos pliegos de consignación, las órdenes de aprehensión y al auto de formal prisión. “En ninguno de los documentos existe evidencia alguna que demuestre que La Rana o El Güereque es Erick Uriel Sandoval Rodríguez”.

Por el contrario, este nombre aparece por primera vez en el expediente, de la nada, en el primer pliego de consignación.

En ninguna actuación consta cómo se determinó el nombre de la persona a la que los perpetradores identificaron como “La Rana” o “El Güereque”.

Por otra parte, la CNDH detalló que la descripción de “El Güereque” incluye tatuajes, cicatrices por piercings en las orejas, características que no corresponden con Erick Uriel, como lo constataron el juez de la causa y los visitadores adjuntos de la Comisión.

Incluso, “ante la duda del juez de que el detenido pudiera haberse borrado los tatuajes, la CNDH practicó examen médico pericial y determinó que no existe indicio alguno que indique que la persona haya modificado o eliminado algún tatuaje”.

Según la CNDH, el auténtico nombre de a quien apodan “La Rana” o “El Güereque” es “Edgar”, según informaron la familia de Erick Uriel Sandoval y la CNDH a la PGR.

El nombre de “Édgar” referido es importante porque coincide con el que 2 de los sicarios proporcionaron al perito de la PGR al momento que éste elaboró el retrato hablado de “La Rana” o “El Güereque”.

En sus investigaciones, la CNDH recabó diversa información y documentación relacionada con la persona que pudiera corresponder con la identidad de “Édgar”. Lo ubicaron como amigo y parte del grupo que formaron los ahora coacusados partícipes en la desaparición de los normalistas.

Varios de los entrevistados refirieron a Erick Uriel Sandoval Rodríguez como profesor de educación física y como una persona de trabajo.

“La CNDH logró ubicar a una persona cercana a Édgar, quien constató dos cuestiones: una, que Édgar tiene el referido tatuaje de una figura de rana y que era parte del grupo de amigos de los ahora coacusados y desvinculó de ellos al profesor Erick Uriel.

Desde el 23 de mayo pasado, el organismo defensor entregó a la PGR, de manera confidencial y reservada, una carpeta que contiene copia certificada de todas las evidencias obtenidas en ese asunto.

Las constancias que se entregaron en el sigilo y en la secrecía que el caso amerita, de acuerdo incluso a la solicitud de Medidas Cautelares que paralelamente se planteó, incluyen datos personales que sólo le fueron transmitidos con fines de identificación para el ejercicio de sus funciones y de los que se pidió sean debidamente protegidos, igual que los que puedan hacer identificables a las personas, en términos de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

“Más aún, de la respuesta formal que dio a la CNDH, puede inferirse que implícitamente reconoce su desacierto en la detención de Erick Uriel Sandoval Rodríguez”.

Pese a las contundentes evidencias que la CNDH le hizo entrega, lo que la PGR está exigiendo al detenido es que sea él quien demuestre que no es quien dicen los acusados, en contravención a la presunción de inocencia.

Minuto a minuto