Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 21 noviembre 2018

Más alergias, menos osos: ejemplos de calentamiento global

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

WASHINGTON (AP) — El calentamiento global no sólo da calor, sino que pueden verse más ejemplos de sus consecuencias en todo el mundo:

—Los glaciares alrededor del mundo se derriten y contraen, se han perdido aproximadamente 279 mil millones de toneladas de hielo desde 2002, según el satélite GRACE de la NASA. El glaciar Jakobshavn en Groenlandia se derrite más rápido que cualquier otro en el mundo.

—En las Montañas Rocosas, los primeros petirrojos llegan durante la primavera 10.5 días antes que hace 30 años. Las primeras flores silvestres espuelas de caballero ocho días antes y las marmotas hibernan cinco días menos, según datos reunidos por el laboratorio biológico de las Montañas Rocosas.

—En los últimos 30 días, ha habido en promedio huracanes más grandes, con vientos superiores a 117 km/h (110 millas), que han durado más y producido más energía que en los últimos 30 años, según el análisis de datos de tormenta de The Associated Press.

—Alrededor del mundo, los océanos han crecido aproximadamente 7.5 centímetros (3 pulgadas) desde 1993. Eso no parece mucho, pero es suficiente para cubrir todo Estados Unidos con unos 2.7 metros (9 pies) de profundidad.

—La cantidad de hectáreas incendiadas en Estados Unidos se ha duplicado comparado con hace 30 años.

—Las alergias han empeorado con temporadas de cultivo más largas y polen más resistente.

—En el occidente de Estados Unidos el lindo roedor llamado ochotona (pika o conejo de roca) necesita clima casi helado durante todo el año. Pero esos hábitats se reducen, lo que los obliga a mudarse a mayores alturas.

—Las extremas lluvias torrenciales de un día han aumentado 80% en el país en los últimos 30 años.

—El número de osos polares en partes de Alaska se ha reducido 40% desde finales de la década de los 1990.

—El agua más cálida causa de forma frecuente blanqueos de coral a nivel mundial debido a la fragilidad de los arrecifes. Antes de 1998 no había efectos de decoloración, que blanquea al coral vivo y con frecuencia provoca su muerte, pero ha habido tres en las últimas dos décadas.

Minuto a minuto