Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 18 julio 2018

Seguidores de Donald Trump se burlan de niños migrantes

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Mientras la comunidad internacional expresaba su rechazo e indignación ante la política del presidente Donald Trump de separar a niños migrantes de sus padres tras cruzar la frontera de México y EU, los seguidores del magnate se burlan de los menores y hacen comentarios racistas.

Una imagen difundida en redes sociales, en la que se ve a un niño llorando dentro de una jaula en un centro de migración, tras ser separado de sus padres por la política migratoria “Tolerancia cero”, recibió decenas de reacciones de seguidores del magnate como: “Te daré 50 dólares por él. ¿Puede pintar un cuarto?”, mientras que otro comentó: “Los mantendremos en los centros de detención hasta que un americano necesite un órgano. Sólo el órgano dejará la detención”.

“¡Mira al pequeño mono en el zoológico!”, escribió otro simpatizante del presidente de EU.

Activistas y expertos en migración han señalado que la política de EU de separar familias inmigrantes busca disuadir que ingresen ilegalmente al país.

La separación de los menores ocurre durante las primeras 48 horas tras el arresto de sus padres, quienes son llevados a cárceles federales para su procesamiento. Una vez solos, los niños son entregados a la Oficina de Instalación de Refugiados (ORR en inglés), del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Si los menores ingresaron al país sin un adulto el ORR trata de instalarlos con familiares que ya vivan en EU, en un proceso que puede demorar meses. El organismo afirma que también intentará ubicar a los niños recientemente separados de sus padres.

Los menores, cuyas edades van de meses a 18 años, son retenidos en centros de acogida, donde duermen, en algunos casos, dentro de jaulas y en colchones en el suelo.

Un video, dado a conocer por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos muestra el interior del centro de detención para migrantes “Ursula” en McAllen, Texas, también conocido como “La Perrera” donde hay más de mil personas detenidas, separadas en sectores para adultos, menores sin acompañantes, y padres y madres con sus hijos.

Por su parte, Donald Trump declaró: “Yo no quiero niños siendo retirados de sus padres. Pero cuando buscamos procesar a los padres por venir aquí ilegalmente, algo que se debe hacer, hay que separar a los niños”.

Diversos sondeos muestran el rechazo de la mayoría de la población estadounidense respecto a este tema, pero tanto demócratas, como republicanos esperan ver la verdadera mayoría en las próximas elecciones legislativas intermedias que se realizarán en noviembre.

Minuto a minuto