Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 13 noviembre 2018

Niños en albergues están histéricos

Algunos son tan pequeños que no han aprendido a hablar

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Washington.- Los funcionarios del gobierno del presidente Donald Trump han enviado bebés y otros infantes que fueron separados a la fuerza de sus padres en la frontera sur de Estados Unidos a por lo menos tres albergues especializados en el sur de Texas, de acuerdo con información obtenida por The Associated Press.

Los médicos y abogados que han visitado los albergues en el valle de Río Grande dijeron que las instalaciones están en buenas condiciones, limpias y que son seguras, pero indicaron que los niños, quienes no tienen idea de dónde están sus padres, estaban histéricos, llorando y portándose mal para tratar de expresar sus emociones. Muchos de ellos son menores de 5 años y algunos son tan pequeños que no han aprendido a hablar.

El gobierno planea abrir un cuarto centro para albergar a los cientos de jóvenes migrantes en Houston, en donde los líderes municipales denunciaron la medida.

Décadas después de que el sistema de bienestar infantil del país pusiera fin al uso de los orfanatos debido a que podrían crear un trauma duradero en los niños, el gobierno crea nuevas instituciones para albergar a los infantes centroamericanos que el propio gobierno separó de sus padres.

A nivel práctico, la política de tolerancia cero ha sobrepasado a la agencia federal encargada de atender a los niños.

“Los albergues no son el problema, separar a los niños de sus padres es el problema”, dijo la pediatra Marsha Griffin.

Minuto a minuto

Toda la sección