Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 13 diciembre 2018

El Papa fustiga a obispos de Medio Oriente que viven como ricos

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El Papa Francisco denunció hoy a “sacerdotes, alguna congregación religiosa y algún obispo” de Medio Oriente que reciben “el dinero de las viudas” y viven como ricos y en la opulencia.

“Quisiera que estos epulones religiosos cristianos se despojaran más a favor de sus hermanos y de sus hermanas”, advirtió durante una audiencia que concedió en el Vaticano a los miembros de la Reunión de Obras de Ayuda a las Iglesias Orientales (ROACO).

Aunque no dio nombres ni señaló a personas en concreto, es la primera vez que el pontífice habla “incoherencia entre fe y vida” en esa región del mundo, donde la Iglesia católica destina cada año millones de euros para obras de caridad y socorro.

Más adelante, sostuvo que Medio Oriente vive actualmente una encrucijada de situaciones difíciles por la “voluntad de algunos” de eliminar allí a los cristianos.

“(Esa parte del mundo) sufre, llora, y las potencias mundiales lo miran no con tanta preocupación por la cultura, la fe, la vida de esos pueblos, sino para tomar un pedazo y tener más dominio”, indicó.

“Todos dicen: los cristianos son los primeros de Medio Oriente, debemos respetarlos, pero los hechos no son así. El número de cristianos disminuye. Y tantos no quieren volver, porque el sufrimiento es fuerte: aman la tierra, aman la fe, pero el sufrimiento es fuerte”, siguió.

Recordó que esa región es la cuna del cristianismo con sus grandes iglesias antiguas, con su teología y su liturgia, sus santos padres y sus maestros espirituales, por eso resulta importante mantener y custodiar esa gran tradición.

Afirmó que el “gran pecado” en Medio Oriente es la guerra, que es el pecado de la “brama de poder” que es cada vez más fuerte y se realiza, cada vez, con armas más sofisticadas.

“El señor no nos dejará solos. Y por esto digo que Medio Oriente es una esperanza, una esperanza que debemos cultivar. Es una mística detrás de la que tenemos que trabajar”, ponderó.

Minuto a minuto