Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 25 septiembre 2018

INEE llama a analizar una reforma educativa antes de cambiarla

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

No se debe hacer una reforma educativa después de otra, dijo la presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Teresa Bracho. En Argentina, Bracho dijo que no es una buena práctica en los gobiernos de la región cambiar las reformas educativas sin hacer un análisis previo en el cual se discutan los cambios que sí ocurrieron y lo que quedó pendiente, dijo durante un diálogo sobre el tema: “Las reformas educativas en América Latina: alcances, logros y desafíos”, en Argentina.

“No es una buena práctica de los gobiernos de América Latina cambiar una reforma educativa sin antes realizar un análisis que permita conocer lo que se mejoró, qué problemas atendió, lo que no se solucionó y si está funcionando. No se trata de hacer una reforma después de otra”, dijo.

En los últimos meses el instituto ha participado en el debate público surgido a raíz de las promesas del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia de cancelar la reforma educativa en caso de que llegue a la presidencia en las elecciones del 1 de julio.

Los consejeros del instituto han mencionado que toda reforma es perfectible pero que se pueden hacer mejoras a la que se aprobó en este sexenio dentro del marco legislativo vigente. Dijo que el INEE deberá proporcionar información “confiable para fortalecer las decisiones de política pública que permitan el cumplimiento del derecho a una educación de calidad con equidad de los mexicanos”, agregó.

Explicó también que los retos del sistema educativo de México son fortalecer la Ley del Servicio Profesional Docente, reforzar el análisis para saber qué políticas públicas deben continuar, redefinirse o modernizarse para crear una mayor confianza en la sociedad.

Bracho González consideró que los cambios legales de la actual administración, que forman lo que se ha llamado reforma educativa, son adecuados puesto que buscan el fortalecimiento profesional de los docentes y conocer el sistema educativo para diseñar mejores políticas públicas que permitan elevar la calidad de la enseñanza, dijo durante el evento organizado por el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE), de la UNESCO.

“La reforma educativa que se lleva a cabo en México no es un producto que nos vino de fuera o impuesto por organismos internacionales sino resultado de la conversación interna y global en materia de educación, que permite comprender y plantear soluciones a necesidades propias del país”, comentó.

Defendió los cambios legales de 2013, al artículo tercero constitucional, mediante la creación de la Ley General del Servicio Profesional Docente y la Ley del INEE, al señalar que busca generar una mayor cobertura, elevar los niveles de aprendizaje de los alumnos.

También se pretende mejorar la calidad profesional de los docentes y la calidad de los servicios que se ofrecen en los centros escolares para elevar la calidad de la educación puesto que, “que cuando se permite que un alumno se vaya de la escuela, el Estado viola un derecho consagrado en la constitución”, al referirse a la deserción en secundaria y bachillerato.

Minuto a minuto

Toda la sección