Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 23 septiembre 2018

Presidente de Nigeria promete justicia tras matanza de 86 personas

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, hizo hoy un llamamiento a la calma, tras la matanza de unas 86 personas en varios incidentes en el estado de Plateau, y prometió llevar a la justicia a los responsables.

El Comando de Policía de Plateau confirmó la muerte de 86 personas en varios ataques contra las aldeas Razat, Ruku, Nyarr, Kura y Gana-Ropp del distrito Gashish en el gobierno local de Barkin Ladi, reportó el diario nigeriano Daily Post.

También fueron afectadas las comunidades Daffo y Kuba en el gobierno local de Bokkos, de acuerdo al reporte.

El gobierno del estado de Plateau notificó que había impuesto restricciones a los movimientos en las áreas de Riyom, Barikin Ladi y Jos South “para evitar un colapso de la ley y el orden”.

“El toque de queda surte efecto de inmediato … y el movimiento está restringido desde las 18:00 horas locales (17:00 GMT) hasta las 06:00 horas locales excepto (para) aquellos en tareas esenciales”, dijo el portavoz Rufus Bature.

Reaccionando al incidente, el presidente en una declaración en su página verificada de Twitter, hizo un llamamiento a la calma, incluso cuando aseguró a los nigerianos que llevará a la justicia a los autores del este acto cobarde.

“El ejército y la policía de Nigeria están apoyando los esfuerzos decididos del gobernador Simon Lalong para poner fin a los ataques y llevar ayuda a las comunidades afectadas”, indicó.

“El presidente Buhari hace un llamamiento a la calma y asegura que no se escatimarán esfuerzos para llevar a los perpetradores ante la justicia, y prevenir ataques de represalias”, añadió.

“El presidente y todo el gobierno federal están de pie con el gobierno y la gente de Plateau en este momento triste”.

“La grave pérdida de vidas y bienes que surgieron de los asesinatos en Plateau hoy es dolorosa y lamentable. Mis más profundas condolencias a las comunidades afectadas”, aseguró.

“No descansaremos hasta que todos los asesinos y elementos criminales y sus patrocinadores sean inhabilitados y llevados ante la justicia”.

La violencia alimentada por lealtades étnicas, religiosas y políticas ha matado a miles durante varias décadas.

Los analistas creen que podría convertirse en la mayor preocupación de seguridad de Nigeria , eclipsando la insurgencia islamista de Boko Haram, que dejó al menos 20 mil muertos desde 2009.

El gobernador del estado de Plateau, Simon Lalong, prometió que “actualmente se están implementando planes operativos para proteger a las comunidades afectadas y capturar a los perpetradores de estos crímenes”.

Al menos 86 personas murieron en el centro de Nigeria luego de violentos enfrentamientos entre agricultores y pastores de ganado, recordó la policía en el estado de Plateau.

Algunos informes indicaron que los combates comenzaron el jueves cuando granjeros étnicos de Berom atacaron a pastores Fulani, matando a cinco de ellos. Un ataque de represalia el sábado provocó más muertes.

El área tiene una historia de décadas de violencia entre grupos étnicos que compiten por la tierra.

Los pastores Fulani llevan sus reses por todo el país en busca de pasto para el ganado y a veces destrozan campos de cultivo de granjeros cristianos locales, en peleas constantes en la zona central de Nigeria, en las que han muerto miles de personas en los últimos años.

La lucha por la apropiación de los recursos naturales entre pastores nómadas y granjeros locales es una de las principales causas de la violencia, con la que compiten por el pasto y el agua.

Minuto a minuto