Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 20 septiembre 2018

Elegancia y estética setentera en la Madrid Fashion Week

Jorge Vázquez lanza colección inspirada en “Los Ángeles de Charlie”

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Que Jorge Vázquez conoce perfectamente a sus clientas no es un secreto. Vive por y para ellas. Y esa entrega es su éxito, como se vio en la última jornada de la pasarela madrileña en la que recreó la estética de “Charlie’s Angels” con una colección valiente, de sobresaliente.

La estética de Sabrina Duncan, Jil Munroe y Kelly Garrett, las famosas componentes de la mítica serie de los setenta “Charlie’s Angels”, es el punto de partida del nuevo trabajo de Jorge Vázquez, que camina sobre grandes estampados que imprimen dulzura y carácter por igual.

Hermosas

Nada más poner un pie en la pasarela la primera modelo, se descubre que Jorge Vázquez no se desmarca, se mantiene firme en la elegancia que tanto le gusta. “Me encanta la estética en la que las mujeres están guapas”, dijo ayer a Efe el diseñador en las bambalinas de la pasarela.

La colección que presentó tiene una estética setentera muy potente, de ahí que aparezcan camisas, blusas y conjuntos estampados con cadenas y estribos y el logo de la firma, “motivos típicos de la época”, puntualiza este diseñador, que con valentía exhibe estampaciones muy grandes de flores.

Siluetas

Hacia el final llegó el turno de la fiesta, de la noche, en la que las piezas más especiales surgen con mucho volumen y siluetas abullonadas.

Si en su última colección Ailanto, bajo la creatividad de los hermanos Aitor e Iñaki Muñoz, se inspiraba en Fortuny, ahora estudian la obra de Rene Lalique, el escultor de la luz, una figura decisiva en el “art nouveau”, para confeccionar su colección de la primavera-verano 2019.

Los diseñadores trasladaron la obra de este joyero que elevó el cristal a los altares del lujo a su nueva propuesta, llena de matices luminiscentes, mediante estampados botánicos.

“Hemos trabajado la figura femenina superponiendo tejidos”, explicó y un guiño al jardín del Edén, de ahí que los tejidos transparentes se contrapongan con los satinados.

Sobre la pasarela se vieron prendas longilíneas, muy verticales y fluidas. Es un trabajo más liviano, no hay tanta superposición como en otras ocasiones, “son prendas que funcionan por sí solas”, justificó Iñaki Muñoz.

Minuto a minuto