Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 23 octubre 2018

Will Smith, Nicky Jam y Era Istrefi en la espectacular clausura del Mundial de Rusia

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Madrid.- El exfutbolista brasileño Ronaldinho y el actor y cantante estadounidense Will Smith, este junto a su compatriota Nicky Jam y la albanokosovar Era Istrefi, iluminaron la Ceremonia de Clausura del Mundial de Rusia 2018, celebrada en los prolegómenos de la gran final, que disputaron Francia y Croacia en el estadio Luzhniki de Moscú.

Con una duración de un cuarto de hora, la ceremonia, en la que participaron cerca de 800 personas, tuvo mucho ritmo y la música fue el hilo conductor del acto.

Show

El espectáculo comenzó con una bonita combinación al ritmo de la canción ‘Moscú nunca duerme’, se recordaron momentos destacados del torneo, a las once ciudades que han albergado los partidos de esta Copa del Mundo y a las 32 selecciones participantes.

El cantante de ‘reggaetón’ Nicky Jam primero interpretó ‘X’ y a continuación, junto a Will Smith e Istrefi, la canción oficial del Mundial, ‘Live It Up’, producida por el afamado DJ Diplo.

Nicky Jam hizo un guiño a J Balvin , llevando al astro del reggaetón impreso en su camiseta.

Jam lució el rostro de Balvin estampado en el pecho para interpretar su exitosa colaboración “X” previo a su actuación con Will Smith y Era Istrefi, con quienes puso el ritmo con el tema oficial de Rusia 2018, “Live It Up”.

“Te amooooooo @nickyjampr lo logramos. X en el mundial, llevarme contigo en la camiseta es una muestra de tu generosidad y tu grandeza”, escribió Balvin EN la presentación del astro puertorriqueño en Instagram, donde publicó un video de Jam mostrando la camiseta y el logotipo de “X” antes de salir a la cancha del estadio Luzhniki de Moscú, donde se disputó la final entre Francia y Croacia.

Furor

Tras la presentación de “X”, cuyo video musical suma más de mil millones de vistas en YouTube, Smith e Isrefi llegaron para entonar el tema oficial acompañados por decenas de bailarines.

Con la grada del Luzhniki volcada, Garifullina dio un giro de tuerca más con el inevitable ‘Kalinka’ y la sorprendente aparición estelar de Ronaldinho, que ejerció de percursionista y tocó el atabaque en pleno furor de la grada y de ambas aficiones.

Se puso fin a los prolegómenos, ya fuera de la mera ceremonia, con la entrada de la Copa del Mundo de manos de la modelo Natalia Vodianova y de Philipp Lahm, capitán de la selección alemana campeona del mundo el Brasil 2014.

Al final de la clausura de Rusia 2018, la lluvia intensa dejó felices a los campeones franceses, que fueron victoriados por su esfuerzo.

Minuto a minuto