Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 10 diciembre 2018

Llega barco de Greenpeace a España para denunciar destrucción costera

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El barco Esperanza de la organización ecologista Greenpeace llegará el próximo lunes a Barcelona, aunque también estará en Ibiza, Cádiz y Tenerife, para denunciar la destrucción de los ecosistemas costeros.

Durante tres semanas, el barco recorrerá aguas mediterráneas y atlánticas para llamar la atención sobre cómo la urbanización masiva y sus efectos colaterales han provocado la reducción de los bienes y servicios ambientales que proporciona la costa.

El barco permanecerá en la capital catalana hasta el día 26, cuando partirá hacia Ibiza, para después estar en Cádiz y Tenerife.

De acuerdo con un comunicado de Greenpeace, durante su estancia en estos cuatro puertos, la organización ecologista realizará diferentes actividades, como visitas públicas al barco, en las que, además, se abordarán cuestiones sobre la situación de las costas y sus ecosistemas.

El buque también servirá para mantener reuniones con representantes políticos y de la sociedad civil, así como para encuentros con medios de comunicación.

Para entender la presión humana que soportan los ecosistemas costeros, la organización ecologista advirtió que la franja costera representa solo el 8.8 por ciento de la superficie de España, mientras que alberga a más del 50 por ciento de la población.

Solo en los últimos 30 años se duplicó la superficie urbanizada en el litoral pasando de 240 mil hectáreas a 530 mil.

El Esperanza es el mayor de los barcos de Greenpeace. Antes de ser reciclado por la organización ecologista fue empleado en Rusia como barco de bomberos. Se unió a Greenpeace en 2002 y adquirió su nombre por votación popular.

Desde entonces ha participado en numerosas campañas para proteger los océanos y la vida marina o en labores como combatir la pesca ilegal en Sierra Leona o impedir a Japón la caza “científica” de ballenas.

A bordo viaja como capitán Mike Fincken, un veterano activista sudafricano que lleva dos décadas vinculado a Greenpeace: primero como oficial en el barco Moby Dick (uno de los primeros de la organización) y desde hace 12 años como capitán del Arctic Sunrise, el Rainbow Warrior o el Esperanza.

En 2016, capitaneó la expedición que organizó un concierto histórico del pianista Ludovico Einaudi en una plataforma en mitad del océano Ártico para pedir su protección.

Minuto a minuto