Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 21 agosto 2018

Recordarán la faceta poco conocida de Gabilondo Soler

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“Los recursos imaginativos de Cri-Crí no se reducían a escribir canciones. Honró la inteligencia de los niños con una inagotable cantidad de textos reflexivos, humorísticos y sorprendentes”, mencionó Mario Iván Martínez, productor escénico, sobre el legado de Francisco Gabilondo Soler.

Que dejen toditos los sueños abiertos es un espectáculo familiar sobre la figura y obra de Francisco Gabilondo Soler, mejor conocido como Cri-Crí, que muestra aspectos poco conocidos de su literatura y canciones que han quedado a la sombra de su merecida notoriedad.

De acuerdo con el INBA, se presentará del 28 de julio al 19 de agosto, los sábados y domingos a las 12:30 en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque.

A través del Programa de Teatro para niñas, niños y jóvenes, la Coordinación Nacional de Teatro, en conjunto con las compañías Un rato para imaginar y Gabsol, presenta esta puesta en escena para recordar al “Grillito cantor”, a manera de un segundo homenaje.

Mario Iván Martínez fue el encargado de realizar la adaptación del montaje, además de dirigirlo y formar parte del elenco, también conformado por los cantantes, bailarines y actores Jimena Parés y Pablo Rodríguez.

“Este trabajo teatral pretende volver a la luz parte de su vasta e igualmente ingeniosa producción literaria, la cual otorgaba sentido, contexto y coherencia a las melodías que por tantos años dejó volar por los aires radiofónicos de la XEW”, explicó Martínez.

“El video, el cine y la televisión se suscitan fuera de mí. En cambio, como con un buen libro, la obra de Cri-Crí hace que muchas cosas sucedan al interior de cada persona. Para mí, la imagen que creamos, que hacemos nuestra a partir de la música y el lenguaje, resulta mucho más perdurable”.

Y agregó que “de la misma manera, las creaciones de don Francisco hechizan el oído, sintetizan y conjuran nuestros sueños. Soy cuentacuentos, en gran parte gracias al Grillito Cantor. El ser hoy embajador de su obra constituye el mayor privilegio de mi carrera. A través de sus historias y canciones descubrí que era posible soñar despierto”.

Este espectáculo nos remite a la riqueza de nuestra idiosincrasia infantil, y lo hace a través del teatro, la música y la danza. La propuesta teatral encuentra eco en la más reciente producción discográfica de Mario Iván Martínez, la cual forma parte de su exitosa colección de audiolibros Un rato para Imaginar.

El director del montaje destacó que si bien en el espectáculo se incluyen temas famosos como El ratón vaquero, La marcha de las vocales o Ché araña, también encontrarán material poco conocido como “Los sueños”, “El fantasma” y “La sirenita”.

“Este proyecto no habría sido posible sin contar con la guía, confianza y apoyo de Tiburcio Gabilondo Gallegos, heredero y salvaguarda de la obra perenne de ese músico inusitado de Orizaba”, finalizó.

Este trabajo se muestra como un segundo tributo al máximo exponente de música y literatura infantil de habla hispana, don Francisco Gabilondo Soler, Cri-Crí.

Minuto a minuto