Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 22 octubre 2018

“La Playa”, la celda de castigo del penal de Cuautitlán

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“La Playa” es un área del penal de Cuautitlán, que es un cuarto de cuatro metros cuadrados que es usado como celda de castigo, donde permanecen presos que son sancionados por su mala conducta, relataron familiares de los mismos internos.

“Los reos le llaman ‘Acapulco’ o ‘La Playa’. Los meten a un cuartito de dos por dos metros, hay como 10; los que estén castigados, todos amontonados, duermen hasta parados. Hace calor, tienen un lugarcito con una letrina donde hacen del baño y ahí mismo comen”, describió una mujer.

Mencionó que este recinto se localiza en el área de locutorios, en la entrada del penal, y los internos tienen miedo de llegar a esa zona.

Dijo que los castigados permanecen ahí varios días, lo que depende de la falta que realizaron, aunque, cuando familiares dan dinero, les suspenden la sanción y son reintegrados a su dormitorio.

Agregó que los internos del penal de Cuautitlán también sufren plagas que les provocan enfermedades.

Aseguró que está el llamado “Champi”, que es un padecimiento en la piel que afecta a gran parte de la comunidad penitenciaria y que sólo se cura con medicamentos que tienen que llevar los familiares. En algunos casos graves, los enfermos son trasladados al hospital “Vicente Villada” para atenderse de ese padecimiento.

La mujer contó que hay unos insectos parecidos a las cucarachas que se les meten en la piel mientras los internos duermen, los cuales les sacan granos. “Se van carcomiendo, ellos les llaman ‘champi’. Uno les tiene que llevar medicina, pero para pasarlas es un problema, piden dinero”, expresó.

Mencionó que los internos del penal de Cuautitlán se curan con ajo las infecciones, el cual compran en la cocina del reclusorio.

“Lo usan como antibiótico; para la garganta, para la tos, para infecciones, se lo untan”, afirmó.

El pasado 15 de julio escaparon tres internos del penal de Cuautitlán, luego de una explosión que destrozó parte del área de juzgados, ubicados en calle Porfirio Díaz, en el centro de Cuautitlán. Uno de los internos fue recapturado ese mismo día y de los otros dos continúa la búsqueda.

La Fiscalía de Justicia del Estado de México informó que, para la explosión, fue utilizado un artefacto casero, elaborado con pólvora negra.

Minuto a minuto

Toda la sección