Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 21 agosto 2018

Los campeones del mundo reivindican su sentimiento francés frente a críticas

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

PARÍS (EFE).- Benjamin Mendy y Paul Pogba, campeones del mundo con Francia, han encabezado la respuesta a quienes cuestionan el sentimiento francés de la selección “bleu”, que tiene orígenes en diez países africanos.

La resaca de la segunda conquista mundial de los “bleus” ha propiciado que se encienda un antiguo debate que persigue al conjunto francés desde que en 1998 se consagró por primera vez con una selección “negra, blanca y árabe” (“black-blanc-beur”) liderada por el jugador de origen argelino Zinedine Zidane.

Aunque esta vez la discusión no se ha producido puertas adentro, sí que ha dado que hablar fuera de Francia. Medios de Italia y Estados Unidos han puesto en duda el sentimiento francés de los miembros de la selección gala.

Las reacciones llegaron hasta del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que consideró que “ganó el equipo de Francia, aunque parecía el equipo de África. Ganó África realmente, los inmigrantes africanos que han llegado a Francia”.

Como colofón, la web de hinchas “Sporf” publicó en Twitter los nombres de 19 de los 23 campeones del mundo con Francia con una bandera que alude a sus orígenes: de acuerdo con esta página, 15 de los futbolistas tienen raíces africanas de diez naciones distintas (Guinea-Conakry, Togo, Costa de Marfil, Camerún, Marruecos, Argelia, Congo, Malí, Senegal y Nigeria).

No se demoró en responder el lateral izquierdo del Manchester United Benjamin Mendy, quien respondió también en Twitter a esa lista colocando al lado únicamente banderas francesas y poniendo como epílogo: “Arreglado”.

Paul Pobga, medio del Manchester United y uno de los líderes de la selección, también ha entrado en el debate. Difundió un video del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien en un discurso pronunciado en Sudáfrica por el centenario del nacimiento de Nelson Mandela se refirió a la multicultural selección campeona.

“Reflexionen acerca del combinado francés que acaba de vencer el Mundial. No todos me parecen Galos. ¡Pero son totalmente franceses!”, proclamó el primer mandatario estadounidense afroamericano.

Pogba, nacido en la región parisina de padres emigrantes de Guinea-Conakry, ya había abordado el asunto durante el Mundial disputado en Rusia.

“Nuestro país tiene diferentes colores. Todos nos sentimos franceses, todos estamos contentos de llevar esta camiseta. Francia es maravillosa tal y como es. Así nos gusta y así nos gustará siempre”, zanjó el futbolista.

Las palabras del centrocampista francés buscaban aplacar una idea extendida en Francia: los jugadores de origen magrebí y subsahariano no sienten el país en el que nacieron y crecieron.

Quizá el jugador que mejor encarna esa controversia es el delantero del Real Madrid Karim Benzema.

El delantero, apartado de la selección por su relación con un turbio caso de chantaje a su excompañero Valbuena, llegó a afirmar que representaba a Francia por motivos “deportivos”, pues considera que su país es más bien Argelia, de donde proceden sus progenitores.

El caso del jugador madridista se convirtió también en arma política. La ultraderecha francesa lo intentó usar en su provecho para atacar el “laxismo” de los gobiernos de centro-derecha y socialistas ante los que, como Benzema, “han despreciado a Francia” en múltiples ocasiones.

Casos como el motín del Mundial de Sudáfrica de 2010, cuando los futbolistas se rebelaron contra su seleccionador, contribuyeron a empeorar la imagen de los “bleus”. A sus jugadores, la mayoría procedentes de antiguas colonias africanas, se les retrató entonces como “niños mimados de los suburbios”.

La tensión llegó a subir tanto que la propia Federación Francesa de Fútbol (FFF) se planteó en 2011 restringir la presencia de futbolistas con dos nacionalidades, una opción que se descartó después de una filtración que levantó polvareda.

“La actual generación podría no haber existido (…) Hay que agradecer la postura de Mohamed Belkacemi (asesor de la Federación que destapó este escándalo)”, afirmó a EFE el legendario Lilian Thuram, el jugador que más veces ha vestido la zamarra francesa (142).

La ministra de Deportes de Francia, la afrodescendiente Laura Flessel, evitó este miércoles responder a quienes tildaron de africana a la selección “bleu” y aseveró que lo que se vio en Rusia fue “una Francia diversa, pero unida”, en declaraciones al canal “BFMTV”.

Minuto a minuto

Toda la sección