Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 20 agosto 2018

Los funcionarios de DAPA admiten todo

Confirma dirigencia del organismo lo denunciado por su Consejo Consultivo

Leticia Nieto / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad Valles.- El titular de la Dirección de Agua Potable y Alcantarillado (DAPA), Edgardo González Ordaz, aceptó que tiene diferencias con el Consejo Consultivo del organismo, aunque dijo que prefiere no dirimirlas en los medios de comunicación.

El funcionario, acompañado por directivos del organismo, señaló que jamás ha negado información a los representantes ciudadanos y que más bien les ofrecieron acudir directamente a cada uno de los departamentos para que conocieran a los trabajadores y sus funciones, pero éstos nunca lo hicieron.

Con recibo de nómina en mano el director mostró que no cuenta con sueldo “de diputado”, aunque su salario sí rebasa los 60 mil pesos mensuales.

Reconoció que dejará una deuda por poco más de 25 millones de pesos, que existe una observación por parte del Auditoría Superior del Estado (ASE) por la operación de DAPA Rural y que liquidó al exdirector de esta área, Carlos Iván Torres, mediante un despido injustificado.

También aceptó que el organismo enfrenta una insuficiencia financiera, pero la atribuyó a que no se les ha permitido aumentar la tarifa del servicio a los usuarios.

Explicaciones

En rueda de prensa el director de la DAPA, acompañado por el representante legal, Andrés Nájera; el subdirector de Finanzas, Juan Manuel Martínez Vázquez y el director de recursos humanos Aldo Odiseo Juárez Morán, señaló: no creo que sea por un afán protagónico de parte del Consejo Consultivo el hacer estas controversias en los medios de comunicación.

“Son personas con calidad moral, sin embargo, de la misma forma como ellos se expresaron queremos aclararle a la ciudadanía que no hay opacidad en el manejo de las finanzas de la DAPA, se les dio puntual respuesta a la solicitud de información realizada ante el organismo e incluso desde febrero se les propuso que acudieran a los diferentes departamentos a conocer cómo operan y cuáles son los trabajadores, cosa que no hicieron.

Que “sólo” gana 60 mil…

Con recibo en mano, señaló que no tienen un sueldo superior a los 80 mil pesos, más bien son sesenta mil que disminuyen por el pago del IMSS, el ISR y préstamos personales, luego de lo cual sus percepciones bajan a un aproximado de cuarenta mil pesos.

Explicó que los sueldos que percibe el personal de confianza y el sindicalizado no son asignados a su criterio, sino que están especificados en base al tabulador vigente aprobado anualmente por la Junta de Gobierno y turnado al Congreso del Estado para su aprobación. Destacó que no hay compensaciones para los trabajadores de confianza.

Reconoció que efectivamente todos los departamentos de DAPAS están integrados por personal sindicalizado a excepción de los directivos, pero esto se generó en administraciones anteriores y no en la actual.

Liquidaciones privilegiadas

Sobre el señalamiento de las abusivas liquidaciones al margen de la Ley que en cada término de administración se han registrado, manifestaron que coinciden con este punto, por lo que toda liquidación a efectuarse por parte del organismo será cuidadosamente analizada en aras de preservar la salud financiera del organismo aunque sin descuidar el legítimo derecho de los trabajadores para no comprometer las finanzas de la próxima administración al dejar cargas laborales pendientes y evitando laudos millonarios por el hecho de no apegarse a los parámetros que marcan los manuales que los rigen.

“Sí hubo una liquidación por despido injustificado para el ex director de DAPA Rural Carlos Iván Torres Morales, se le pagó alrededor de sesenta y cinco mil pesos, la Ley así lo establece por el pago proporcional de su aguinaldo, tres meses de sueldo y las vacaciones. Su función, como toda la de la dirección fue observada por la ASE, en razón a que no debió estar a cargo de DAPA sino del Ayuntamiento.

En este sentido no hay riesgo de que él pueda pedir su reincorporación en la siguiente administración”, detalló el jefe de recursos humanos.

Precisó que a la siguiente administración de la DAPA le quedará una deuda de 25 millones de pesos, de los cuales 12 millones corresponden al pago del ISR, que no se ha hecho, debido a que se viene arrastrando una deuda del mismo rubro por parte de la anterior administración.

“Se les está aplicando el descuento de ISR a los trabajadores, sin embargo no se está cubriendo ante Hacienda porque estamos pagando una deuda pasada y una insuficiencia financiera para cubrir la totalidad de la obligación.

La administración anterior dejó deuda de nómina, no pagaba ni la extracción de agua a la Conagua y todo esto lo estuvimos cubriendo. El recurso que se percibe por concepto de pago de servicios por parte de los usuarios se utiliza en un 35 y 70% para pago de nómina y de laudos”, señaló el subdirector de finanzas.

Quiero mi finiquito: Andrés Nájera

Andrés Nájera López, subdirector Jurídico, precisó que no hay “aviadores” en la DAPA, “yo he recibido muchas agresiones en los medios de comunicación, pero no he respondido nada, es en los tribunales donde litigaré, no soy el único que se va de esta administración, nos vamos veinte trabajadores de confianza que entramos en esta administración y lo haremos con el finiquito que la Ley establece”.

Minuto a minuto