Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 14 diciembre 2018

Mueren madre y su pequeño hijo en altamar

Grupo activista acusa a la Guardia Costera de Libia de abandonarlos en el mar y dejarlos que perecieran

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Madrid, Esp.- Un grupo activista acusó el martes a la Guardia Costera de Libia de dejar a tres personas, entre ellas una mujer y su niño pequeño, abandonadas en el Mar Mediterráneo luego de rescatar a 160 africanos que buscaban llegar

a Europa.

El grupo español Proactiva dijo que halló en el mar a una mujer con vida junto con una mujer muerta y el cadáver de su hijo, en medio de los restos de una destrozada embarcación de migrantes. Los pedazos de la nave fueron hallados a unas 80 millas náuticas de la costa de Libia.

La organización colocó fotos y videos de lo hallado en las redes sociales, acusando a la Guardia Costera de Libia y a un buque mercante que pasó por la zona.

Poco antes, el portavoz de la Guardia Costera de Libia, Ayoub Gassim, había informado que una embarcación con 158 migrantes, entre ellos 34 mujeres y nueve menores había sido interceptada frente a las costas de la ciudad de Khoms. Añadió que a los migrantes se les dio asistencia médica y humanitaria, y fueron llevados a un campamento de refugiados.

El nuevo gobierno populista de Italia ha prometido detener el éxodo de migrantes y le ha prestado ayuda a las autoridades libias para ese fin. Grupos de derechos humanos han criticado esa estrategia, denunciando que los migrantes que son devueltos a Libia caen víctimas de abusos, violación y trabajos forzados.

El líder de Proactiva, Oscar Camps, aseveró el martes que la cooperación del gobierno italiano con las autoridades libias fue lo que llevó a la muerte de la mujer y su pequeño hijo.

Agregó que “esta es la consecuencia directa de contratar a milicias armadas para hacer creer al resto de Europa que Libia es un estado, es un gobierno, que es un país muy seguro, que tenemos una guardia costera capaz de hacerse cargo de todo esto. Esta es la consecuencia directa de no dejar trabajar a las organizaciones no gubernamentales que rescatan vidas en el Mediterráneo”.

Añadió que las dos mujeres y el chico se habían negado a abordar los buques de rescate libios, y que quedaron a la deriva en el mar luego que la Guardia Costera libia destruyó el buque de los refugiados.

Minuto a minuto

Toda la sección