Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 18 octubre 2018

Sarcófago hallado en Alejandría escondía esqueletos de guerreros y no de Alejandro Magno

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Arqueólogos finalmente abrieron hoy un enorme sarcófago descubierto en la ciudad de Alejandría, el cual habría permanecido intacto durante dos mil años y que se especulaba podría contener los restos del antiguo líder griego Alejandro Magno o tal vez una maldición mortal.

Sin embargo, el Ministerio de Antigüedades de Egipto terminó con las especulaciones y reveló que en su interior se hallaron los restos de tres esqueletos que probablemente pertenecieron a guerreros, debido a que uno de los cráneos tiene una herida que habría sido causada por una flecha.

El sarcófago, hecho de granito negro de 2.6 metros de longitud y 1.8 metros de altura, fue descubierto el pasado 1 de julio a una profundidad de cinco metros debajo de la superficie en una zona en construcción en un área residencial de Sidi Gaber, en Alejandría.

Hasta ahora, en esa zona no se han hallado entierros reales, por lo que muchos egiptólogos habían descartado que el sarcófago contuviera los restos de alguna figura prominente del pasado.

El doctor Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, anunció en un comunicado que el sarcófago se había llenado con aguas residuales que se habían filtrado desde una zanja y que los tres esqueletos estaban sumergidos en ellas.

Waziri precisó que los cráneos pertenecen a hombres y que uno de ellos muestra múltiples fracturas que revelan fue golpeado por un instrumento filoso, quizá una flecha, lo cual sugiere que podría pertenecer a un guerrero, mientras que los otros dos están intactos.

Descartó que los esqueletos pertenezcan a una familia real ptolemaica o romana, ya que el ataúd carece de inscripciones o una placa con sus nombres, además tampoco se encontraron máscaras metálicas plateadas o doradas, estatuillas pequeñas, amuletos o inscripciones que lo prueben.

“El sarcófago fue abierto, pero no hemos sido golpeados por ninguna maldición”, sostuvo Waziri, desestimando las afirmaciones hechas por algunos medios de comunicación sobre una “posible maldición” que podría lanzarse al mundo en caso de que se abriera la tumba.

Los restos óseos serán analizados y sometidos a pruebas de Rayos X para tratar de identificar sus edades y la forma de sus caras, afirmó y señaló que serán trasladados al Museo Nacional de Alejandría, en tanto que el ataúd lo llevarán al Museo Militar ubicado en la región norte de la ciudad.

El gobernador de Alejandría, Mohamed Sultan, declaró al sitio de noticias Egypt Today que el Ministerio de Antigüedades usará dispositivos sensores para detectar la presencia de más antigüedades en la zona y llevará a cabo estudios sobre los restos descubiertos para determinar la época a la que pertenecen.

Minuto a minuto