Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 21 octubre 2018

K9: la unidad que da protección en cárceles de CDMX

Los perros realizan labores de guardia y detección de drogas

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México.- Maverick, Carter o Beto son algunos de los perros que conforman el K9, la fiel unidad canina que trabaja en las penitenciarías de Ciudad de México desde hace casi 20 años en labores de protección, guardia y detección de sustancia ilícitas.

Beto husmea una hilera de unas 30 cajas de madera hasta que su prodigioso olfato le advierte de algo inusual. En una de ellas se esconde un teléfono móvil, y tras detectarlo ladra en varias ocasiones para avisar al técnico penitenciario que trabaja con él.

En prisión, ejerce este trabajo en la aduana de vehículos para asegurar que nada ilícito entre en ninguna cárcel de la capital, un país donde la propia CNDH ha advertido severamente de irregularidades, autogobierno y presencia de objetos prohibidos en las prisiones.

Este golden retriever es uno de los 29 miembros de la Unidad Canina K9 del Sistema Penitenciario de Ciudad de México, un grupo especial que, junto a expertos en manejo de canes, se dedica a dar seguridad en las prisiones desde 2002.

Estos animales junto con sus técnicos y cuidadores ofrecieron una exhibición de sus habilidades, que van desde la detección de sustancias prohibidas en un penal -como drogas, explosivos o teléfonos móviles- hasta la guardia y protección del centro y sus reclusos, incluso en situaciones tan peligrosas como un motín.

La relación entre los perros y los técnicos penitenciarios especializados en su adiestramiento es excepcional. Ellos son quienes los entrenan en agilidad, pues los canes son capaces de saltar vallas y atravesar obstáculos, y les dan todas las órdenes de obediencia.

Minuto a minuto

Toda la sección