Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 15 noviembre 2018

Feo, pequeño e inseguro, muere Nano, el auto más barato del mundo

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

En 2008, la firma india Tata Motors tuvo la idea de ofrecer el coche más barato del mundo, el Tata Nano. Diez años después ha dejado de producirse tras el fracaso en ventas, a años luz de las expectativas de la armadora.

El fabricante aspiraba a distribuir 20.000 unidades mensuales: en junio de 2017 se fabricaron 275 unidades.

La idea original, propuesta por el presidente del grupo, Ratan Tata, era sencilla: crear un automóvil low-cost que permitiera a la clase media  india acceder al mercado automovilístico. Desarrollaron el Nano, un coche que se podía comprar por unos 3.000 euros, uno 65 mil pesos al tipo de cambio promedio.

El Nano no logró atraer estéticamente, con su forma ahuevada, ruedas pequeñas y muy cerca tanto del principio como del final del coche (para maximizar el espacio interior). Lo poco agraciado no se atenueba ni en los acabados superiores.

Ofrecía espacio para cuatro personas, siempre y cuando no fueran muy grandes. Sus dimensiones de 3.100 mm de largo, 1.500 mm de ancho y 1.600 mm de alto no dan para ninguna proeza de espacio. Además, como era de esperar, el interiorcarecía de cualquier tipo de acabado decente: tapicería de telas baratas, abundantes plásticos y componentes analógicos, incluido un cuadro de instrumentos colocado curiosamente en el centro del tablero.

La India es un país de motocicletas y motocarros. El motor del Nano era un bloque de 650 centímetros cúbicos con una “potencia” de 37 caballos vapor. Con cuatro pasajeros, era más rápido ir en triciclo.

Como era de esperarse, la seguridad para el pasajero era un tema sin arreglo. Tras las pruebas de impacto, la agencia de seguridad automotriz Global NCAP apuntó que “el grado de debilidad estructural de este modelo es tal que incluso de nada sirve ponerle airbags para reducir el riesgo de sufrir lesiones graves.

Minuto a minuto