Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 20 octubre 2018

Berlín celebra la 40 edición de su desfile del orgullo gay (FOTOS)

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Con un multitudinario desfile que terminará con un concierto, Berlín celebra hoy el Christopher Street Day, dedicado a celebrar y reivindicar los derechos del colectivo LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, transgénero, bisexuales e intersexuales).

El colectivo LGTBI, un segmento de la población que ahora se autodenomina “queer” en inglés, realiza este desfile por cuadragésima vez consecutiva, después que se celebrara por primera vez en Bremen (norte) y Berlín en junio de 1979.

Los 450 participantes de entonces se multiplican ahora hasta por unos 500 mil, que protagonizan este sábado el desfile que recorre desde la avenida Kurfürstendamm, en la zona occidental, a la emblemática Puerta de Brandenburgo, en el centro de la capital alemana.

Allí está prevista la actuación de lujo para cerrar el evento. La ganadora del concurso de la canción europeo de Eurovisión, la israelí Netta, con su tema “Toy”, será la estrella de un espectáculo con numerosas actuaciones, confirmó la embajada israelí en Berlín. Otra de las estrellas será el famoso DJ alemán Felix Jaehn.

Además habrá una zona deportiva y otra para familias, así como numerosos puestos y escenarios para amenizar el ambiente.

Pero antes de las gran fiesta, las carrozas de asociaciones, empresas y también de partidos políticos desfilan por las calles de la capital alemana, que sufrirá limitaciones a la circulación del tráfico.

Esta edición se celebra bajo el lema “Mein Körper-meine Identität-mein Leben”, “Mi cuerpo – mi identidad – mi vida”, con una serie completa de 11 reivindicaciones que trascienden el festejo del orgullo gay.

Los organizadores consideran que 39 años después del primer desfile, la discriminación del colectivo sigue siendo una realidad, ya sea en el ámbito político, social, educativo o laboral.

Este año la reivindicación se enfoca especialmente a las mujeres y se posiciona por los derechos de los transexuales e intersexuales, así como en los derechos de nuevos modelos de relaciones individuales y de familia.

Las reivindicaciones pasan por una mayor igualdad y visibilidad de las lesbianas en los medios, que se sienten doblemente discriminadas como mujeres y como homosexuales.

Asimismo los organizadores piden la persecución final de toda operación quirúrgica no necesaria de cambio de sexo en el caso de los intersexuales, que consideran ya innecesaria tras la introducción de una tercera categoría de género este año en el país.

En cuanto al colectivo transexual, los organizadores piden la supresión de la ley al respecto y su sustitución por la elección libre del nombre de pila y el estado civil, así como un periodismo justo sobre el tema que ponga fin a la ignorancia, el desinterés y la difamación.

Se exige también el fin de cualquier forma de exclusión, estigmatización y discriminación a discapacitados, enfermos o contagiados con el VIH y así como la igualdad de derechos de cualquier modelo de familia y esfuerzos en el sector cultural, educativo y el ámbito laboral para concienciar a la sociedad de la existencia y derechos de estos colectivos.

La jornada recuerda el primer gran levantamiento de la comunidad homosexual contra los asaltos de la policía en Greenwich Village, en Nueva York, que tuvo lugar el 27 de junio de 1969.

Los conocidos como disturbios de Stonewall tuvieron lugar en una taberna homónima de la calle Christopher Street y se extendieron a batallas callejeras entre homosexuales y la policía que duraron días.

De ahí el nombre que ha adquirido el evento, que se celebra desde la década de los años 70 en numerosas partes del mundo como una fiesta de reivindicación, solidaridad y demanda de derechos.

En Berlín, la colorida fiesta sigue en su apogeo, pero por donde ya pasaron los carros alegóricos, van detrás los vehículos que recogen la mucha basura del confetti y las botellas vacías, seguida de los vehículos para lavar la calle y después la ciudad queda en perfecto orden y limpieza para el resto de la ciudadanía.

Minuto a minuto