Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 19 agosto 2018

Alimentos que debes evitar antes de tu rutina de ejercicio

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Todos hemos pasado por ese momento en el que queremos empezar con una vida más saludable y comenzar a hacer ejercicio. Sin embargo, hay dos errores que la mayoría hemos cometido: el primero salir a ejercitarnos con el estómago vacío y el segundo, sobrecargarlo antes de ejercitarnos.

Antes de empezar con tu rutina de ejercicio te recomendamos desayunar algo que te dé energía para rendir lo suficiente. Debes conocer y balancear tus alimentos correctamente. Es por ello que te compartimos una lista de los siete alimentos que debes evitar antes de tu rutina.

1. Brócoli y coliflor. Aunque ambos tienen muchos beneficios para la salud, por ejemplo, el brócoli ayuda a reducir el colesterol y la coliflor fortalece el sistema inmunológico, no es recomendable que los comas antes de tu entrenamiento porque el cuerpo no es capaz de digerirlos correctamente, ya que tienden a producir gases y te sentirás inflamado. La recomendación es que guardes estos alimentos para después de tu rutina de ejercicio.

2. Bistec. La carne es uno de los alimentos que nos aportan bastante proteína, de ahí que el cuerpo tarde de 24 a 36 horas en digerirla. Así que no sólo debes evitarla antes de comenzar tu rutina de ejercicio, sino también si la cenas muy noche porque a la mañana siguiente tu cuerpo aún se encontrará en proceso de digestión y podría ocasionar que tus ejercicios vayan más lentos.

3. Frijoles. Los frijoles son una gran fuente de proteína y una ración te ayuda con los aportes nutricionales que necesitas. Sin embargo, comerlos antes de ejercitarte te puede producir inflamación y gases que impedirán que te muevas o te desempeñes como lo deseas.

4. Agua gaseosa. Seguramente sabes que el agua gaseosa mineral tiene ciertos beneficios: aumenta el pH del estómago y disminuye la producción de bilis; sin embargo, el gas también te hará sentir pesado. Te recomendamos que la bebas después de tu rutina de ejercicio.

5. Leche y yogur. Tanto la leche como el yogurt contienen lactosa y muchas personas son intolerantes a la lactosa y no lo saben. La intolerancia a la lactosa puede provocar inflamación, gases e incluso diarrea que, sin duda, impedirán realizar tu rutina de ejercicio y, además, sufrirás un mal rato con el dolor que provoca.

6. Soya. La soya es una vía muy efectiva para obtener proteínas. Sin embargo, los alimentos que están producidos de la fermentación de la soya contienen antinutrientes que pueden producir hinchazón y molestias gastrointestinales. Es por ello que se recomienda dejar estos productos para después del ejercicio.

7. Jugo de frutas. Seguramente alguna vez pensaste que el jugo de fruta natural era un buen recurso para comenzar el día, pero no es buena idea beberlo antes de ejercitarte, ya que la fructuosa líquida puede provocar inflamación y que tus niveles de azúcar en la sangre se eleven demasiado.

Minuto a minuto