Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 15 octubre 2018

Príncipe Guillermo y Theresa May conmemoran centenario de la batalla de Amiens

Rinden homenaje a soldados fallecidos en el frente

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La primera ministra británica, Theresa May, y el príncipe Guillermo, nieto de la reina Isabel II de Inglaterra, conmemoraron ayer el centenario de la batalla de Amiens, en la que participaron los británicos y cuyo resultado contribuyó a decidir el curso de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

May y el duque de Cambridge fueron recibidos a la entrada de la catedral de Notre-Dame de Amiens (norte de Francia) por la ministra francesa de Defensa, Florence Parly.

La primera ministra británica destacó en su intervención en la ceremonia que el efecto de Amiens fue más moral que territorial, porque fue el momento en que Alemania se dio cuenta de que su ofensiva no iba a significar la derrota de los aliados.

En otro de sus mensajes, May subrayó que recuerdan “con profundo respeto a todos los que sirvieron en ambos bandos en el campo de batalla” y agradeció que su valentía “condujera a lo que el mundo había ansiado durante tiempo, que las armas finalmente enmudecieran”.

ALIADOS

El duque de Cambridge, segundo en la línea de sucesión de la corona británica tras su padre, el príncipe de Gales, dijo por su parte que sin esa batalla en la que “las fuerzas de muchas naciones se unieron para combatir” la victoria de los aliados en la Primera Guerra Mundial “habría sido imposible”.

“Amiens simbolizó la ‘entente cordiale’, la cooperación sin la cual la victoria habría sido imposible. Es totalmente apropiado que esta misma coalición se haya reunido de nuevo en Amiens, junto a nuestro antiguo enemigo, en un ambiente de paz”, anotó.

ATAQUE

El ataque contra la posición germana comenzó en la madrugada del 8 de agosto de 1918 y su primer día fue descrito por el general Erich Ludendorff como “el día negro del ejército alemán” por el impacto que tuvo en el ánimo de sus tropas.

La batalla abrió la llamada Ofensiva de los Cien Días, que condujo a la firma del armisticio del 11 de noviembre de 1918, con el que concluyó la Gran Guerra.

HOMENAJE A SOLDADOS

Tanto en el interior como en el exterior del templo, unas 3.000 personas, incluidos descendientes de los combatientes llegados de Francia y de todos los países de la Commonwealth, rindieron homenaje en la misa a las decenas de miles de soldados fallecidos en el frente.

Para May, su presencia en Amiens supuso su segunda visita a Francia en una semana, tras la reunión sobre el “brexit” que mantuvo el pasado viernes con el presidente francés, Emmanuel Macron, en el Fuerte de Brégançon, la residencia estatal veraniega de los mandatarios franceses, ubicada en el sur del país.

Macron, nacido precisamente en Amiens, continúa sus vacaciones allí y ni él ni su primer ministro, Edouard Philippe, participaron en el acto, en el que estuvieron representados por Parly.

A la ceremonia acudieron el expresidente alemán Joachim Gauck y representantes de Canadá, Estados Unidos y Australia, países que participaron en la batalla.

Minuto a minuto