Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 21 octubre 2018

Hombre llama a policía alemana para que lo rescate de ardilla bebé

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Facebook

La policía de Karlsruhe, en el suroeste de Alemania, tuvo que rescatar a un hombre que aseguraba que una ardilla bebé no dejaba de perseguirlo.

“¡Ayuda, me persigue una ardilla!”, gritó el hombre en repetidas ocasiones al llamar a los servicios de emergencia el pasado jueves, relatando que el diminuto animal lo estaba persiguiendo por la calle.

La policía dijo que el hombre, a quien no identificaron, los llamó desesperado después de que, según dijo, no pudo quitarse de encima al pequeño roedor.

Un patrullero fue a investigar y, al llegar al lugar, pudo ver la persecución en curso. El drama terminó repentinamente cuando la ardilla, al parecer agotada por sus esfuerzos, se tumbó de pronto en el suelo y se durmió.

Los oficiales señalaron que la ardilla bebé probablemente había sido separada de su madre por algún motivo y que estaba persiguiendo al hombre porque intentaba encontrar un sustituto.

“A menudo sucede que las ardillas que han perdido a sus madres buscan un reemplazo y luego enfocan sus esfuerzos en una sola persona”, dijo Christina Krenz, una portavoz de la policía, indicó el diario “The Guardian”.

Según explicó, estos animales pueden ser “muy persistentes, no sólo corriendo detrás de alguien, sino que se obsesionan completamente con las personas u objetos que eligen”. “Puede ser bastante abrumador o incluso aterrador si no te gustan demasiado estos animales. El hombre en cuestión no sabía qué hacer y entonces llamó a la policía. Ciertamente se sentía un poco amenazado”, señaló la oficial.

Los agentes quedaron encantados con el pequeño roedor y decidieron adoptarla como la mascota de la comisaría local, la llevaron bajo custodia policial y luego a un centro de rescate para animales, donde se encuentra en muy buenas condiciones.

“Fue bastante divertido. Ahora, los oficiales idearon un nombre que le vendría bien a la ardilla bebé, será bautizada como Karl-Friedrich”, dijo Krenz.

La oficial informó que el centro de rescate al que fue llevado el roedor estaba cuidando a otras dos ardillas bebé abandonadas que fueron traídas el mismo día por razones similares, aunque el suyo fue el único caso en el que la policía tuvo que intervenir. “Le deseamos lo mejor al pequeño”, dijo el departamento de policía en una publicación donde dio cuenta de los hechos.

Minuto a minuto