Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 18 octubre 2018

Inflación se ubica en 4.81% en julio

Los precios al consumidor aumentan 0.54% a tasa mensual, la más alta para julio desde 2012

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México.- La inflación volvió a repuntar durante julio pasado, impulsada principalmente por el incremento de los precios de frutas y verduras, así como de la gasolina Magna, la cual acumula 12 meses consecutivos al alza, de acuerdo con datos del Inegi.

En el séptimo mes del año, el Índice Nacional de Precios al Consumidor aumentó 0.54% mensual, la tasa más alta para julio desde 2012. Resultado de lo anterior, inflación anual llegó a 4.81%, cifra superior a 4.65% reportado en junio y la más alta desde marzo pasado.

Por su parte, el índice de precios de la canasta básica tuvo un alza mensual de 0.47%, así como una variación anual de 7.39%, la tasa más alta en lo que va del año.

Entre los bienes y servicios cuyo incremento de precio más incidieron en la inflación durante julio, destaca la gasolina de bajo octanaje, con un incremento mensual de 1.81%, tendencia al alza que viene registrando desde agosto de 2017.

El componente de energéticos de la canasta básica ha mostrado aceleración, pasando de una variación de 7% en enero de 2018 a 17.63% en la última lectura.

Los precios de bienes agrícolas aumentaron 1.91% en julio, impulsado por un incremento l de 6.48% en frutas y verduras. El reporte cita al tomate verde (49.69%), jitomate (10.68%), naranja (19.63%) y cebolla (11.30%) como los productos con alza de doble dígito y con mayor incidencia al alza en agropecuarios.

Al interior del índice subyacente también resaltó un efecto estacional. Los precios de servicios relacionados al turismo, como servicios en paquete (4.59%) y de transporte aéreo (2.53%), tienden a presentar expansiones por el periodo vacacional.

También se publicó el Índice Nacional de Precios al Productor, el cual pasó de 6.95% a 6.51%; sin embargo, algunas industrias siguen con presiones relevantes (minería no petrolera, construcción y manufacturas de derivados de petróleo y carbón). Esto en línea con el encarecimiento de materias primas (petróleo y metales). Las mercancías y servicios finales destinados al consumo interno se desaceleraron.

Minuto a minuto