Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 12 noviembre 2018

Sin Cristiano en España, solo Griezmann puede frenar a Messi

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Antoine Griezmann / Foto: AP

BARCELONA (AP) — La salida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid ha dejado un gran vacío en el club y en la Liga española.

¿Cómo hará el Madrid para reemplazar a un delantero que promedió 50 goles por temporada en nueve años consecutivos?

Desde luego, la respuesta es que no se puede.

El único jugador capaz de producir un efecto parecido es el crack de máximo rival del Madrid. Así que la salida de Ronaldo parece haber dado al Barcelona rienda suelta para acentuar su supremacía en la Liga.

Pero también brinca a Antoine Griezmann, alentado por la victoria de Francia en la Copa Mundial, una excelente oportunidad para convertir al Atlético de Madrid en el equipo dominante de la capital española.

Aquí una mirada a los efectos de la transferencia de Cristiano al campeón italiano Juventus podría tener en el torneo español que arranca el fin de semana:

EL CLÁSICO SE QUEDA SIN EL DUELO MÁS ESPERADO

Pese a su disparidad de ingresos con la Liga Premier, la Liga española ofreció el mejor espectáculo del fútbol mundial con dos astros batiéndose durante casi una década.

Debido a que ambos eran comparados el uno al otro constantemente, Lionel Messi y Cristiano se esforzaron cada vez más para ser mejores. Sus ganas de resaltar les inspiraron para logros superlativos. Cada uno de ellos ganó cinco Balones de Oro.

Ahora Messi, Barcelona y la liga española enfrenta un par de “clásicos” sin Cristiano luciendo la camiseta blanca.

Messi ha contribuido a que el Barcelona gane nueve títulos en la Liga en las últimas 14 temporadas, incluyendo el año pasado cuando el club catalán perdió solo una vez en 38 partidos.

Y la pérdida del Madrid debería de ser ganancia para el Barsa, convirtiendo al club en el favorito para repetir como campeón aun cuando el gran mediocampista Andrés Iniesta se fue para Japón y Paulinho regresó al fútbol chino.

El Barcelona contrató a los mediocampistas Arturo Vidal y Arthur, al defensa Clement Lenglet, y al extremo Malcom, y está viendo si es que le da un papel un poco más de liderazgo a Philippe Coutinho como generado de juego para Messi y Luis Suárez.

Sin Iniesta, Messi asume como el capitán. Su objetivo es repetir el doblete Liga-Copa del Rey. Pero también sonreír en la Liga de Campeones tras la eliminación a manos de la Roma en los cuartos de final de la pasada edición.

“Esta temporada hicimos una plantilla como para ilusionarnos, los fichajes que vinieron nos van a ayudar mucho”, dijo Messi. “El año pasado ganamos la Liga y la Copa, pero nos quedó una espinita con la Champions… Vamos a darlo todo para que esta Copa tan linda vuelva al Camp Nou”.

LA ERA POST CRISTIANO EN EL MADRID

Cristiano decepcionó a más de un seguidor neutral con sus constantes pavoneos, flexiones de músculos y exabruptos de enojo cuando no lo elogiaban constantemente. Pero nadie podía cuestionar su inigualable entrega.

La salida de la liga española del astro de 33 años deja al Madrid sin su máximo goleador de todos los tiempos — 451 anotaciones en 438 partidos — y clave en los tres títulos consecutivos que ganó en la Liga de Campeones.

Así que a los hinchas en el Santiago Bernabéu les será difícil adaptarse a no ver a Cristiano. Los hinchas a veces abuchearon fuertemente al delantero portugués pero de todos modos van a extrañar sus espectaculares jugadas.

Y como si la marcha del mejor jugador de la historia del club no fuera suficiente, el Real también perdió al técnico Zinedine Zidane, quien renunció luego que el club conquistó su 13ra Copa de Europa en mayo.

Julen Lopetegui reemplazó a Zidane, pero llegó con su reputación zarandeada tras haber sido despedido de la selección española dos días antes del debut en el Mundial por haber negociado su contrato con el Madrid a escondidas de la federación nacional.

En cuanto a no poder contar con el luso, Lopetegui subrayó: “Como entrenador es un reto apasionante reinventar un equipo sin Cristiano”.

Gareth Bale, quien varias veces fue relegada a la suplencia por Zidane, ahora tiene la oportunidad de convertirse en el eje del ataque merengue. Los mediocampistas Isco y Marco Asensio también deben adquirir un papel más protagónico.

“No voy a hablar del pasado de Gareth, estamos encantados con su actual actitud y su predisposición”, dijo Lopetegui.

El presidente Florentino Pérez no ha tomado medidas para reemplazar a Cristiano. En vez de eso, el club se ha enfocado en el futuro con los fichajes del lateral derecho Alvaro Odriozola de la Real Sociedad, y a un par de adolescentes brasileños: Vinicius Junior y Rodrygo. El club también adquirió al guardameta belga Thibaut Courtois, quien competirá por la titularidad con el costarricense Keylor Navas.

LA OPORTUNIDAD DEL ATLÉTICO

Ahora que el Real pasa por un período incierto, ¿podría el Atlético de Madrid aprovechar el momento y convertirse de veras en el contendiente más peligroso del Barcelona?

Lo ocurrido durante el verano parece indicar que el Atlético siente que el momento ha llegado.

El club, que en el 2014 ganó el título de la liga española, espera beneficiarse del gran momento de Griezmann tras ganar el Mundial.

Griezmann rechazó una oferta del Barcelona y decidió quedarse como el jugador más emblemático del Atlético. El club siguió fichando a los extremos Thomas Lemar y Gelson Martins. El Atlético también obtuvo al lateral derecho colombiano Santiago Arias del Ajax, al volante ofensivo Rodri del Villarreal y al delantero croata Nikola Kalinic del Milan.

Minuto a minuto

Toda la sección