Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 23 septiembre 2018

Tapetes de flores y aserrín de colores adornan la Noche que Nadie Duerme

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Fieles a la tradición, los huamantlecos celebraron una edición más de la Noche que Nadie Duerme, en honor a la Virgen de la Caridad, expresando su arte efímero en las alfombras y tapetes de flores y aserrín de colores.

Conforme avanzó la tarde-noche en el Pueblo Mágico creció el número de personas que recorrieron las calles del primer cuadro de la ciudad para admirar los diseños que cuadra por cuadra se distinguieron por sus formas y colores.

De acuerdo al colectivo Alfombristas Mexicanos, Huamantla es internacionalmente reconocida por su tradición en la confecciones de alfombras y tapetes elaborados desde hace más de un siglo.

Además, es una manifestación artística y cultural que ha trascendido por su belleza y por fomentar valores en la comunidad que han logrado perdurar en el tiempo.

Y así se pudo atestiguar pese a la constante llovizna que cayó en la ciudad poco antes de las 23:00 horas del martes, y que no fue suficiente para ahuyentar a los fieles y paseantes, tampoco para detener a los artesanos que presurosos redoblaron su esfuerzo para terminar a tiempo los tapetes.

Turistas nacionales y extranjeros se admiraron al atestiguar la entrega que los huamantlecos hicieron en sus trabajos que vistieron cada una de las calles del centro.

Grecas, flores, circunferencias, mariposas y muchas otras formas lucieron a lo largo de siete kilómetros que conformaron el circuito que recorrió la imagen de la Virgen de la Caridad, la cual salió de su basílica a las 01:15 horas de este miércoles y comenzó su trayecto en un carro alegórico que la resguardó de la lluvia.

El tronido de las decenas de cohetones fue el anuncio para los visitantes y huamantlecos de que la Virgen, que portaba un vestido azul con bordados en hilo de oro, iniciaría su recorrido, llevando por delante a jóvenes damas que portaron largos vestidos de manta y pintados con figuras de mazorcas, la Malinche y la virgen.

Unos con sombrillas, otros con impermeables y unos más sólo con plásticos se cubrieron para protegerse de la lluvia, el ánimo nunca decayó y acompañaron a la imagen en su procesión o bien, continuaron recorriendo las calles de la ciudad.

Para las familias de Huamantla este mes también es una oportunidad para obtener alguna ganancia, pues en cada portón o cochera colocaron puestos para la venta de café, atole, pambazos, tamales, quesadillas, tacos y los tradicionales muéganos de Huamantla.

La procesión continuó hasta entrada la mañana y la imagen de la Virgen de la Caridad ingresó a su Basílica, ubicada en la calle Juárez Norte, donde se recibió con música y se celebró la misa.

De esta manera se cumplió con una edición más de la Noche que Nadie Duerme, una de las fiestas más importantes en el marco de la Feria Nacional de Huamantla.

El próximo sábado 18 de agosto, a las 11:00 horas, se desarrollará el segundo evento más relevante de la feria, se trata de la Huamantlada, la cual consiste en un encierro de 10 toros de lidia por las principales calles de la ciudad donde los valientes y espontáneos pueden hacer alarde de sus pases como toreros amateur.

Minuto a minuto