Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 18 septiembre 2018

Decisión de Trump de separar familias en la frontera “una de las peores atrocidades”, señala Amnistía

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

JOHANNESBURGO (AP) — Muchos líderes mundiales, especialmente el presidente estadounidense Donald Trump, están revirtiendo los avances logrados en el campo de los derechos humanos, declaró el jueves el nuevo director de Amnistía Internacional, quien mencionó la separación de familias en la frontera entre México y Estados Unidos.

La separación de familias de inmigrantes en la frontera entre Estados Unidos y México es “una de las peores atrocidades” en tiempos modernos, dijo el nuevo líder, Kumi Naidoo, a la AP.

“La presidencia de Donald Trump es un importante desafío para el pueblo estadounidense y para todos los pueblos del mundo”, expresó.

Sobre la separación de familias en la zona fronteriza aseguró que el daño psicológico que se le ha causado a los niños de inmigrantes al ser separados de sus padres podría ser duradero.

“En general, en cuanto a derechos humanos, (Trump) significa un retroceso… y no debería sorprender a nadie que Donald Trump será blanco de mi activismo y recibirá intenso escrutinio por Amnistía Internacional como movimiento mundial”, dijo Naidoo.

Naidoo, nacido en Sudáfrica y antes activista antiapartheid, inició el miércoles su período de cuatro años al timón de la organización de derechos humanos con sede en Londres. Afirmó que las violaciones de derechos humanos en el mundo de hoy obligan a la agrupación a mostrar “máximo coraje”.

Acusó particularmente a los gobiernos de Arabia Saudí, Hungría, Yemen y Filipinas por violaciones de derechos humanos.

Bajo su mandato, prometió, Amnistía será “más grande, más audaz y más inclusiva”.

“Lo que espero hacer en Amnistía es intensificar la estrategia de desobediencia civil pacífica”, declaró, pues si bien los líderes mundiales suelen ignorar cartas y reuniones, “cuando se trata de miles de personas marchando en las calles … eso parece funcionar mejor”, destacó.

Agregó: “No debemos permitir que la reducción de los espacios democráticos nos impida tener un activismo más robusto y audaz, que incluya la resistencia pacífica contra leyes injustas e incluso violar leyes injustas cuando sea necesario”.

A pesar de los recientes reveses en el área de derechos humanos, Naidoo se declaró optimista. Amnistía actualmente tiene una membresía de 7 millones de personas, y Naidoo dijo que espera aumentar esa cifra a 70 millones, especialmente entre los jóvenes.

“A los jóvenes no les interesa escuchar que serán los líderes del mañana. Quieren ejercer liderazgo hoy”, declaró.

Minuto a minuto

Toda la sección