Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 16 noviembre 2018

Tradición floral une a Bélgica y México

La alfombra está inspirada en tres culturas de Guanajuato

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Bruselas, Bélgica.- La Grand-Place de Bruselas luce tapizada con medio millón de flores en la XXI edición de un evento que cubre de coloridas plantas los adoquines de la plaza más célebre de la capital belga, y que este año tiene a México como país protagonista.

La alfombra floral, que puede contemplarse hasta el próximo 19 de agosto está inspirada en tres culturas del estado mexicano de Guanajuato: la otomí, que ocupa la parte central del mosaico, y la cultura purépecha y la chupícuaro en los laterales.

Las begonias, las dalias, la corteza y el pasto son los elementos fundamentales del tapiz floral que representan varios elementos de estas tres manifestaciones culturales, como las aves o el fuego.

Según explicó la diseñadora del manto de flores, Ana Rosa Aguilar, se trata de la primera vez que permiten poner en la alfombra un símbolo religioso y por ello, San Miguel Arcángel el santo patrono de Bruselas y de Uriangato se encuentra en las esquinas superiores.

Tras el vistoso resultado visual se esconden 6 meses de trabajo, cuenta Aguilar, a los que se suma el impulso final de más de 100 voluntarios divididos en dos turnos.

“México plasmado en Bruselas”, resumió una voluntaria mexicana, quien añadió sentirse orgullosa de que México fuera el primer país latinoamericano en participar en este evento que tiene lugar cada dos años en Bélgica.

Este proyecto, desarrollado por el gobierno municipal de Uriangato y el estatal de Guanajuato, contó con un presupuesto de cerca de 3 millones de pesos mexicanos y de otros 50.000 euros por parte de la ciudad de Bruselas.

Se calcula que habrá entre 150.000 y 200.000 visitantes en la Grand-Place y esperamos 25.000 personas que suban al balcón del Ayuntamiento de Bruselas.

Minuto a minuto