Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 21 septiembre 2018

Egresado de la UNAM identifica estrellas más antiguas del universo

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- Carlos Frenk Mora, egresado de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y reconocido el año pasado como Comendador de la Orden del Imperio Británico, descubrió que algunas de las galaxias satélite más débiles que orbitan la Vía Láctea son las primeras que se formaron en nuestro Universo.

El científico universitario, radicado en Estados Unidos, detalló que encontrar algunas de las primeras galaxias que se formaron en nuestro Universo orbitando en el patio trasero de la Vía Láctea “es el equivalente astronómico a encontrar los restos de los primeros humanos que habitaron la Tierra. Es muy emocionante”.

Frenk Mora detalló en el artículo “The Imprint of Cosmic Reionization on the Luminosity Function of Galaxies”, publicado en la revista The Astrophysical Journal que estas galaxias ancestrales son Segue-1, Bootes I, Tucana II y Ursa Major I, con más de 13 mil millones de años.

“Lo que hicimos fue coleccionar todos los datos e interpretarlos dentro del esquema que tenemos de la evolución del Universo. El hallazgo respalda el modelo actual para la evolución de nuestro Universo, el llamado ‘Lambda de materia oscura-fría’, en el que las partículas elementales que componen la materia oscura impulsan la evolución cósmica”, dijo.

Con ayuda de instrumentos como el VTL, del Observatorio Europeo Austral, se ha estudiado más a fondo a las galaxias satélite que se mantienen cerca de otras más grandes (como Andrómeda o la Vía Láctea) debido a la atracción gravitacional.

Se cree que cuando el Universo tenía alrededor de 400 mil años se formaron los primeros átomos. Éstos eran de hidrógeno (el elemento más simple en la tabla periódica), se acumularon en las nubes, pero se enfriaron gradualmente hasta asentarse en los “halos” de materia oscura que surgieron del Big Bang.

El investigador egresado de la máxima casa de estudios del país indicó que esta fase es conocida como “la edad oscura cósmica”, que duró aproximadamente 100 millones de años. Eventualmente, el gas que se había enfriado dentro de los halos se volvió inestable, comenzó a formar estrellas y, con ellas, las primeras galaxias que dieron paso a la luz.

“La intensa radiación ultravioleta emitida por las primeras galaxias destruyó los átomos de hidrógeno restantes al ionizarlos (destruyendo sus electrones), lo que dificulta que este gas se enfríe y forme nuevas estrellas. El proceso de formación de galaxias se detuvo por completo durante los siguientes mil millones de años más o menos”, añadió.

Carlos Frenk es considerado como uno de los astrónomos egresados de la UNAM más reconocidos a nivel mundial por su teoría de la materia oscura para la formación de galaxias.

Minuto a minuto