Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 16 noviembre 2018

Guardianes de la Tierra, proyecto ambientalista con coloridos tintes culturales

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Para elaborar una sola carne para hamburguesa se requieren miles y miles de litros de agua, lo que equivaldría a dejar la regadera abierta durante al menos unos dos meses, todo el mundo se escandalizaría si eso pasara, sin embargo nadie se espanta cuando lo mismo ocurre cada día en las mesas de las personas, indicó el director de Guardianes de la Tierra México, Teotecpatl Santin.

“En la actualidad más de 90 por ciento de la población no sabe cuál es la primera causa para el calentamiento global, sin embargo, la causa número uno o una de las principales es la ganadería industrial”, explicó el directivo en entrevista con Notimex.

Uno de los principales factores que inciden en el cambio climático en el mundo es la ganadería industrial, por lo que “mejorar la alimentación es una de las formas más poderosas que tenemos para enfrentar el calentamiento global”.

“Guardianes de la Tierra es un movimiento colorido de arte, cultura, espiritualidad y ambientalismo”, detalló Santin al exponer que la organización no solo trabaja en el cuidado de la tierra, sino también en las relaciones humanas, que en conjunto, “pueden cambiar el mundo”.

Explicó que el movimiento nació en Hawaii en 1992, con la activista Tamara Roske, madre del actual vocero mundial de la organización, Xiuhtezcatl Martínez, de raíces mexicanas quien comenzó su camino en el activismo a los siete años de edad, con la particularidad de que a los 11 había sacado de un condado de Colorado a una transnacional de mineras.

En la actualidad, el también autor de “Nos Levantamos: La guía de los Guardianes de la Tierra para Construir un Movimiento que Restaure el Planeta” y que en la actualidad cuenta con 18 años de edad, incide activamente en la organización que tiene también la finalidad de generar conciencia en las nuevas generaciones para el cuidado de la tierra, explicó Santín.

En el mundo, la organización cuenta con presencia en alrededor de 200 países de los cinco continentes, por lo que es un movimiento global “prácticamente imparable”, refirió al explicar que en México comenzaron a operar en 2016 y en la actualidad tiene presencia en ciudades como Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Toluca, Morelos y próximamente en Michoacán, en tanto que en Latinoamérica ya existen grupos en Argentina y Brasil.

“Está creciendo mucho el movimiento, la situación en la que está la tierra enfrenta a los seres humanos a una batalla titánica contra un sistema que está devastado, somos los habitantes del mundo que tenemos que hacer algo, difícilmente los gobiernos van a querer o hacer algo, por lo que de lo que se trata es de correr la voz y generar comunidades con proyectos que impacten la vida de las personas”.

Teotecpatl explicó que Guardianes de la Tierra México trabaja en cuatro ejes denominados con nombre tres dioses mexicas; así, en el eje Quetzalcoatl, se trabaja lo relacionado con las artes, teatro, música, pintura, logística y promoción.

En tanto que el segundo grupo se refiere al cuidado de la tierra y se llama Xipetotec, en este eje se realizan actividades relacionadas con la permacultura, las construcciones de viviendas sustentables y en el largo plazo la construcción de una ecoaldea que sirva como modelo para todos los grupos de Guardianes de la Tierra en el mundo para que sirva de replicar este modelo, ello, aunado a trabajos enfocados en la atención de mujeres en situación de vulnerabilidad.

Otro grupo es el del Tezcatlipoca, que busca crear redes de conexión con líderes espirituales debido a que se cree que para sanar a la madre tierra las personas deben sanarse a sí mismas desde la parte espíritu y transpersonal de diferentes tradiciones y religiones, la organización sin embargo es apartidista, no religiosa y sin fines de lucro.

Huitzilopochtli, explicó, trabaja con los derechos de la defensa del agua, de la tierra, de los animales, así como en la impartición de talleres para la transición hacia una alimentación vegana, actividades de concientización a niños y jóvenes así como trabajo de acercamiento con dirigentes del país.

De lo que se trata, dijo, es de lograr que las personas estén en conexión con la tierra, el progreso desmedido del sistema consumista destruye la tierra, todo el mundo quiere casas y coches, siguen dependiendo de energéticos poco sustentables; en ese sentido, explicó que la medida para determinar la sustentabilidad es que “si cuesta poca energía y genera más, entonces es sustentable; cualquier cosa que necesita más energía para generar algo es no sustentable”.

Así, recomendó reducir el consumo de carne, aunque lo ideal sería eliminarla de la dieta; así como acciones tan sencillas como llevar bolsas de tela u otros materiales ecológicos para realizar compras, hacerlas además en negocios locales y de recibir bolsas plásticas usarlas una y otra vez.

Incluso, medidas más puntuales como bañarse con cubetas con agua atemperada con un calentador eléctrico para ahorrar al máximo el agua, así como implementar ecotecnias como la permacultura, instaurar muros y azoteas verdes, implementar huertos urbanos y sistemas de composta, entre otras sencillas acciones.

“En Guardianes de la Tierra tomamos elementos de la tradición antigua porque estamos inspirados en las culturas ancestrales como modelo de sustentabilidad”, puntualizó Santín, dedicado a trabajar además en cuestiones culturales referentes al conocimiento ancestral mexica y tolteca, con 31 años, sintió la necesidad de hacer más por el mundo y se sumó a la organización que ahora cuenta con alrededor de cien activistas en el país.

“Tú crees que lo que estás haciendo va a generar un cambio en el mundo, entonces la gente luego se siente desolada, pero cuando encuentra un movimiento global y se encuentra con miles de personas que piensan igual que ellos, eso es una esperanza”.

Minuto a minuto

Toda la sección