Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 20 septiembre 2018

El ex jugador de cricket Imran Khan presta juramento como primer ministro de Pakistán

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El ex jugador de cricket Imran Khan ha sido juramentado como el nuevo primer ministro de Pakistán, más de dos décadas después de ingresar a la política, y luego de la victoria de su partido en las elecciones generales del 25 de julio.

Khan, quien tomó oficialmente las riendas del poder del país surasiático uno de los pocos que tienen armas nucleares en el mundo, prometió durante su campaña luchar contra la corrupción y sacar a millones de personas de la pobreza.

La ceremonia en el parlamento en la capital marca el final de décadas de liderazgo rotativo entre la Liga Musulmana-Nawaz (PML-N) y del Partido del Pueblo de Pakistán (PPP), salpicado por períodos de gobiernos militares.

Khan, vestido con un sherwani negro tradicional, juró “tener verdadera fe y lealtad a Pakistán” y “cumplir con mis deberes y desempeñar mis funciones con honestidad, en la medida de mis posibilidades … y siempre en interés de la soberanía, la integridad, la solidaridad y el bienestar, y la prosperidad de Pakistán”.

En su discurso ante el parlamento, Khan, de 65 años, reiteró su promesa de campaña de responsabilizar a los políticos “corruptos” y de mejorar las oportunidades para los jóvenes.

“Antes que nada, comenzaremos una estricta rendición de cuentas. Le prometo a mi Dios que todos los que saquearon este país serán responsabilizados”, manifestó Khan, de acuerdo con el diario paquistaní Dawn News.

La tercera esposa de Khan, Bushra Bibi, antes conocida como Bushra Maneka, mantuvo los ojos ligeramente agachados durante la ceremonia.

Fue su primera aparición en público desde su boda a principios de este año, y ella apareció escoltada bajo fuertes medidas de seguridad y cubierta de pies a cabeza con un niqab blanco, una prenda conservadora para los estándares paquistaníes.

Pakistán ha estado plagado de ciclos de auge y depresión y golpes militares desde la independencia en 1947, así como por la violencia de grupos radicales yihahdistas en los últimos años.

Khan, un nacionalista aguerrido, ha prometido crear millones de empleos y construir hospitales y sistemas escolares de clase mundial en el país principalmente musulmán de 208 millones de personas.

Uno de sus primeros desafíos será decidir si solicita un rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) para aliviar las presiones cambiarias, o buscar apoyo de China y arriesgarse a profundizar la dependencia económica de Pakistán con su vecino.

El exjugador fue elegido ayer viernes primer ministro de Pakistán por la Asamblea Nacional en una caótica jornada parlamentaria protagonizada por protestas de la oposición que denuncia fraude en las elecciones.

El político obtuvo el apoyo de 176 de los 342 diputados que forman la cámara baja, muy por encima de los 96 de su principal rival, el líder de la Liga Musulmana de Pakistán.

Los comicios de julio estuvieron plagados de denuncias de fraude, con un anuncio de los resultados que se retrasó más de dos días y acusaciones de varios partidos de que sus representantes fueron expulsados de colegios electorales durante el recuento.

“Imran Khan obtuvo 176 votos”, dijo Asad Qaiser, portavoz del parlamento, al confirmar la victoria de Khan sobre el candidato rival, Shehbaz Sharif de la Liga Musulmana-Nawaz (PMLN) de Pakistán, que obtuvo 96 votos.

El partido pakistaní Tehreek-e-Insaf (PTI) de Khan tiene 151 escaños en la cámara baja del parlamento con 342 escaños, menos de la mayoría, pero se espera que forme un gobierno de coalición con partidos más pequeños.

 

 

Minuto a minuto