Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 15 noviembre 2018

Deporta EU a 109 mil 296 mexicanos en 6 meses

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Estados Unidos ha deportado a 109 mil 296 mexicanos en los últimos seis meses, cifra que representa 65% del total de repatriados en 2017, alertó el quinto visitador general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Édgar Corzo Sosa, quien destacó la necesidad de implementar políticas públicas que protejan los derechos humanos de los migrantes y permitan su plena reintegración.

Corzo Sosa presentó el documental “Ser Frontera”, que busca “visibilizar las condiciones de indefensión que enfrentan las personas en contexto de migración, así como concientizar a la sociedad, principalmente a las autoridades, sobre la importancia de proteger sus derechos humanos y evitar situaciones de racismo e intolerancia que pongan en riesgo su integridad física y emocional”.

El documental reúne las experiencias de vida de migrantes de México y Centroamérica, quienes han sido víctimas de violaciones a sus derechos humanos como detenciones arbitrarias, maltrato, discriminación y procedimientos de deportación de Estados Unidos; además, muestra testimonios de defensores civiles que trabajan en ambos lados de la frontera, académicos e investigadores.

El visitador destacó que en los últimos seis meses de 2018, 109 mil 296 mexicanos han sido deportados de territorio estadounidense, cifra que constituye 65% del total de personas repatriadas durante 2017, por lo que mencionó la necesidad de articular políticas para atenderlos, puesto que su situación es de alto riesgo ante las vejaciones y abusos que sufren en Estados Unidos.

Dijo que el año pasado aumentó 30% el número de arrestos de connacionales en la Unión Americana y por eso “es fundamental instrumentar acciones y políticas públicas para otorgarles [a los migrantes] asistencia y que puedan reintegrarse adecuadamente a sus comunidades, evitando situaciones [de peligro] que vulneren sus derechos fundamentales”.

Desde abril del año pasado, la CNDH ha realizado mil 310 entrevistas a connacionales deportados, “quienes denunciaron ser víctimas de maltratos e insultos por autoridades mexicanas. Se les proporcionan alimentos en mal estado, no reciben atención médica y carecen de documentos de identificación para efectuar trámites administrativos y legales en nuestro país”, señaló Corzo Sosa.

Mencionó que ante ese panorama, el organismo desarrolla diversas estrategias de atención y apoyo en coordinación con organizaciones de la sociedad civil, así como informes y estudios con instituciones académicas, como el Colegio de México y el Colegio de la Frontera Norte, para tener un contexto y marco general de medidas que deben tomar los tres niveles de gobierno que promueva el establecimiento de una política pública en el trato digno, servicios de salud y acceso al empleo y vivienda para facilitar la reintegración de los migrantes a la sociedad mexicana.

Explicó que el trabajo también ha sido en territorio estadounidense, porque personal de la CNDH ha visitado varios centros de procesamiento migratorio en Texas para verificar las condiciones en las que viven alrededor de 500 familias que aún se encuentran separadas, a pesar de que diferentes autoridades de ese país han ordenado suspender esa práctica, enfatizando la urgencia de que se otorgue atención sicológica a los niños y adolescentes.

La productora del documental, Marilú Rasso, expresó que detrás del número de migrantes está la historia de una persona que busca mejores condiciones de vida para su familia y quien, al ser deportada, retorna a su lugar de origen donde encuentra indiferencia y obstáculos para continuar su proyecto de vida, por lo cual deben redoblarse los esfuerzos para reintegrarlos a la sociedad.

Andrea Bautista León, investigadora del Colegio de México, reconoció el trabajo de la CNDH para generar materiales informativos que sensibilicen a la sociedad sobre la realidad de la migración de México hacia Estados Unidos, sobre todo ante el impacto que generan los procesos de deportación en la salud de las personas migrantes y las escasas oportunidades que tienen para laborar o continuar con sus estudios.

Ana Laura López, coordinadora de la organización Deportados en la Lucha, quien fue deportada de Estados Unidos y separada de su familia hace dos años, dijo que frente al clima de odio y racismo que enfrentan los más de 11 millones de mexicanos que viven en ese país, es necesario que las autoridades mexicanas generen mayores oportunidades de empleo, educación y bienestar.

Minuto a minuto

Toda la sección