Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 22 septiembre 2018

¿Qué pasará con Elba Esther Gordillo y el SNTE?

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Archivo

El hecho de que un tribunal haya sobreseído el caso contra Elba Esther Gordillo Morales y que la ex lideresa haya recuperado sus derechos políticos, no implica recobrar sus derechos sindicales ni la presidencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Para lograrlo, sería necesario promover un juicio ordinario laboral ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, aseguraron fuentes dentro del sindicato.

“En términos jurídicos y sindicales, la pretensión de Elba Esther Gordillo de recuperar la dirigencia del SNTE es imposible”.

El juicio ordinario laboral se ventilaría ante el tribunal, el cual es la misma instancia que ha otorgado toma de nota de todos los eventos estatutarios del SNTE las cuales han sido concedidas por unanimidad del pleno, lo que quiere decir que cuenta con la aprobación de los 24 magistrados y que es legal; entre estos eventos se encuentra el Congreso Nacional del sindicato, el cual se llevó a cabo en febrero de 2018 en la ciudad de Puerto Vallarta, Jalisco, donde se aprobó la reforma estatutaria y la elección de la actual dirigencia.

“Para un sindicato como el SNTE, no existe ninguna otra instancia laboral, salvo el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, para calificar la legalidad de las decisiones sindicales y si reúnen todas las condiciones de la ley y apego al estatuto, otorgan toma de nota”.

En términos prácticos sería imposible otorgar la reparación jurídica a Gordillo Morales y que esta retome la presidencia del sindicato, puesto que el Congreso Nacional, máximo órgano de gobierno sindical del SNTE que se convocó en febrero pasado decidió dar por concluida la anterior dirigencia, encabezada por ella en la presidencia del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública, mediante el voto de cuatro mil delegados de todo el país.

En ese congreso nacional se aprobó una nueva norma estatutaria y se eligió una nueva dirigencia; ambas determinaciones obtuvieron el reconocimiento legal pleno como producto del séptimo congreso nacional del sindicato.

“Existe reconocimiento legal pleno a la nueva dirigencia electa y al nuevo estatuto, producto del VII Congreso Nacional del SNTE. Que el cargo que (EEGM) estaría reclamando y las atribuciones del mismo, no existen en el nuevo estatuto. (Juicio sin Materia)”.

En su séptimo Congreso Nacional Extraordinario, el SNTE desapareció la figura estatutaria del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública y la sustituyó por la Presidencia del SNTE, en la cual fue nombrado Juan Díaz de la Torre; como secretario general del comité ejecutivo nacional fue nombrado Alfonso Cepeda Salas, ambos por unanimidad en votación nominal.

El cargo que Elba Esther Gordillo Morales estaría reclamando así como las atribuciones del mismo, no existen en el nuevo estatuto.

Todos los órganos de gobierno sindical nacionales y estatales han sido renovados; y su periodo al frente del sindicato concluía en 2018, después de haber sido electa en el Congreso Nacional que se celebró a finales de 2012 en Cancún, Quintana Roo.

“El bien jurídico tutelado en el derecho laboral respecto a los sindicatos es el respeto a la voluntad de los trabajadores, misma que se vulneraría” si ella regresa, explicaron. En febrero de 2018 el congreso decidió cambiarla.

Integrantes de la dirigencia actual comentaron que el presidente electo ha expresado públicamente que respetará la legalidad, la libertad y la autonomía sindical.

Minuto a minuto