Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 14 noviembre 2018

Desastres no frenan la vida en Tultepec

La elaboración de fuegos artificiales es su modo de vida

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Tultepec, México.- Tultepec, México.- Luis Enrique Urban Gómez limpiaba el lugar donde su familia guarda los fuegos pirotécnicos cuando ocurrió la explosión en la bodega contigua. El propietario murió y ocho personas resultaron heridas, incluido Luis, quien sufrió quemaduras de segundo y tercer grado.

Luis vive en Tultepec, un municipio ubicado a una hora al norte de la Ciudad de México y conocido como la capital de la pirotecnia. Es un lugar con un sutil aroma a azufre, en donde por varias generaciones miles de familias han hecho de la fabricación de fuegos artificiales su modo de vida.

Pero Tultepec también es famoso por las explosiones mortales que ocurren con tanta frecuencia que los mexicanos ya no se sorprenden. Cuando se conoce que otro taller clandestino explotó, en las redes sociales circula la misma pregunta: ¿por qué la gente sigue dedicándose a eso? Para los tultepequenses, como se les conoce a los oriundos de ese municipio, la pirotecnia es un orgullo, parte de su identidad y una tradición a la que no están dispuestos a renunciar.

El 6 de junio, una explosión mató a ocho personas y lesionó a siete en una casa, y el 5 de julio una serie de estallidos causaron la muerte de 25 personas e hirieron a por lo menos 49.

Sólo el año pasado hubo 40 accidentes en todo el Estado de México, donde se encuentra Tultepec, que cobraron 24 vidas y más de 100 heridos, según datos del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia. Hasta el 5 de julio de 2018, ha habido 16 accidentes con 40 muertos y más de 70 heridos.

Minuto a minuto

Toda la sección