Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 14 diciembre 2018

Sofocan el incendio que destruyó el Museo Nacional de Río de Janeiro

Falta de presión de agua demoró extinción de incendio.

Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los bomberos consiguieron sofocar hoy el incendio de grandes proporciones que destruyó el Museo Nacional de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil y que alberga unos 20 millones de piezas que datan de diferentes periodos.

Las llamas, que comenzaron la tarde del domingo, consumieron una parte de la historia de Brasil y uno de los acervos más importantes de Latinoamérica, que contaba con el esqueleto de “la primera americana”, animales disecados, momias y decenas de huesos de dinosaurios.

Después de seis horas de intenso trabajo, los bomberos consiguieron controlar el fuego la madrugada de este lunes y trabajan para refrigerar el inmueble, ya que aún persisten algunos pequeños focos de incendio en el interior del histórico edificio creado por el rey Juan VI de Portugal en 6 de junio de 1818.

Los técnicos de la Defensa Civil podrían entrar este lunes al edificio para comprobar si el incendio comprometió la estructura del Museo, que este año llegó a su bicentenario con goteras, infiltraciones, salas vacías y problemas en las instalaciones eléctricas.

El ministro de Cultura de Brasil, Sérgio Sá Leitao, llegó a afirmar la víspera que el incendio es consecuencia de “años de negligencia” en un estado golpeado por la crisis económica y diversos escándalos de corrupción que ha corroído las cuentas públicas de Río de Janeiro.

Según denunciaron funcionarios del Museo, la institución había sufrido cortes en el presupuesto destinado a mantenimiento y la dirección llegó a crear una microfinanciación colectiva para recaudar dinero del público y abrir una de las salas más importantes, donde se encuentra la instalación del dinosaurio Dino Prata.

El museo albergaba el meteorito Bendegó, el mayor encontrado en el país, una colección de momias egipcias y el cráneo de Luzia, “la mujer más antigua de América”, entre otras importantes piezas históricas.

Se da la circunstancia de que hace 40 años, el 8 de julio de 1978, otro pavoroso incendio, esta vez en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, supuso la desaparición de importantes pinturas de artistas como Pablo Picasso, Salvador Dalí o Joaquín Torres-García, expuestas allí en una muestra temporal.

Además, en los últimos años varios museos de Brasil han sufrido incendios, entre ellos el de la Lengua Portuguesa, en 2015, y el Memorial de América Latina, en 2013, ambos situados en Sao Paulo.

Falta de presión de agua demoró extinción de incendio 

El control del incendio que consumió una parte “incalculable” del patrimonio del Museo Nacional de Río de Janeiro se retrasó por las condiciones logísticas de los bomberos, que aunque llegaron en 31 segundos al lugar, su trabajo se demoró entre 30 ó 40 minutos por la falta de presión en dos tomas de agua.

“Las dos bocas de incendio más cercanas estaban sin carga”, explicó el comandante del Cuerpo de Bomberos Roberto Robadey, que dijo que llegaron con un camión cisterna cargado de agua pero, una vez terminada la reserva, no pudieron usar el suministro público.

Situado en un extenso parque del centro de Río de Janeiro a poca distancia del estadio de futbol Maracaná, el Museo Nacional tiene en sus proximidades un lago que fue usado por los bomberos para extraer agua con el fin de extinguir el incendio.

Con todo, esa operación demoró entre 30 y 40 minutos las tareas, lo que podría haber empeorado las condiciones logísticas para frenar el avance de las llamas en un edificio que contenía material químico y numerosos restos documentales altamente inflamables.

El incendio se inició a las 19:30 horas locales (21:30 GMT) y fue dominado alrededor de las tres de la madrugada, pero en las primeras horas de la mañana del lunes aún se percibían algunas columnas de humo saliendo del interior del edificio.

Los bomberos, que desconocen por el momento la causa del incendio, aseguraron que cuando llegaron al lugar el incendio tenía un tamaño medio.

Minuto a minuto

Toda la sección