Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 15 noviembre 2018

Denuncian injusto pago a apicultores por matanza de abejas en Quintana Roo

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Coaccionados por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca de Quintana Roo (Sedarpe) y de funcionarios de la Fiscalía General de Quintana Roo, apicultores del municipio de José María Morelos aceptaron firmar un convenio con el empresario que en agosto pasado fumigó su plantío de chile habanero con un agroquímico que mató a cientos de miles de abejas en el Ejido Candelaria.

El ventajoso acuerdo que minimiza los daños provocados por la negligencia del personal del empresario, y que no garantiza que una tragedia similar ocurra de nuevo, se firmó el cinco de septiembre pasado en un hotel del municipio de José María Morelos, a puerta cerrada, exigiendo la exclusión de los medios de comunicación y presionando a los apicultores para “dejarse apoyar”, informó el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible en la Península de Yucatán (CCMSS-PY).

Wilson Ayala Mex, uno de los apicultores afectados, explicó que se vieron forzados a aceptar el acuerdo porque el tiempo seguía pasando sin que se asumiera una responsabilidad y a los productores lo que les importa es reponerse pronto del daño que les causó el empresario Pablo Mendoza.

El particular, originario de Yucatán, pretendía que las investigaciones corrieran su curso para determinar su responsabilidad, lo que suponía para los apicultores “aguardar los tiempos de la burocracia y procesos bajo sospecha de corrupción”.

La fumigación del 13 de agosto pasado afectó 357 colmenas, propiedad de 17 apicultores, matando a cientos de miles de abejas que proveían sustento a familias del Ejido Candelaria.

Los análisis realizados por el Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria del estado, dieron positivo a la presencia de fipronil -un químico prohibido en países de Europa- y a otros cinco ingredientes activos insecticidas, fungicidas y acaricidas tóxicos.

Ante la evidencia, el empresario aceptó firmar un acuerdo de conciliación, que lo compromete a pagar la cantidad de mil 300 pesos por colmena.

“Sin embargo, el precio de cada colmena es de mil 700 pesos y sólo se hizo responsable de 250, de las 357 que afectó, lo que significa que dejará de pagar a los apicultores 281 mil pesos que por derecho les corresponde. Por si fuera poco, el pago lo hará en dos partes. El 15 de septiembre se entregarán los primeros 195 mil pesos y un mes después, los 130 mil restantes”, indicó el CCMSS-PY.

El acuerdo permite a Pablo Mendoza seguir usando agroquímicos para su cultivo de chile, aunque verbalmente se comprometió a que no utilizará nuevamente el fipronil, ni productos que afecten a las abejas.

Con la firma del acuerdo, los apicultores aceptan desistirse de la denuncia presentada ante la Fiscalía de Quintana Roo, por los daños patrimoniales que les ocasionó la fumigación.

“Distintos sectores de la sociedad vemos con preocupación que casos como este, no son suficientes para que las autoridades regulen el uso de agroquímicos en el estado. Después de este desastre, ¿por qué el empresario seguirá usando agroquímicos en las tierras del Ejido Candelaria? ¿Quién pagará los daños ambientales y las afectaciones múltiples sobre la salud humana?”, cuestionó el Consejo Civil.

Minuto a minuto