Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 15 noviembre 2018

Philippe Petit, el hombre que caminó entre las Torres Gemelas

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El legado del francés Philippe Petit estará siempre vinculado a las Torres Gemelas, los edificios que el también técnico aeronáutico cruzó por medio de un cable alto en 1974.

Hoy, diecisiete años después del ataque terrorista que condujo a la destrucción de las torres en 2001, Petit habló sobre su atrevimiento en relación a este hecho catastrófico. Durante las primeras etapas de planificación de su caminata a través del cable entre las torres del World Trade Center, hace 44 años, Petit y sus compañeros “de conspiración” decidieron llamar a los rascacielos gemelos “sus torres”. En el transcurso de varios meses en 1974, Petit, quien fue el protagonista del documental “Man on Wire”, se obsesionó con las torres gemelas y su arquitectura con la esperanza de aprender todo sobre ellas.

“Los llamaría ‘mis torres’ porque estaba, día y noche, aprendiendo de ellos y obteniendo información y planos y artículos para conocer las torres”, dijo al portal Inside Edition. “Después de todos esos años y meses de estudiarlos para mi caminata ilegal, por supuesto que eran ‘mis torres’ y así es como mis amigos se refieren a ellos”.

Petit consiguió cruzar entre ambas estructuras el 7 de agosto de 1974, para realizarlo ocho veces en aquella tarde. A pesar de que los policías lo llamaron para que bajara, solo se detuvo cuando empezó a llover.

El 11 de septiembre de 2001 el artista de altos vuelos estaba sentado en su apartamento de Nueva York, sin saber lo que sucedía, ya que no tenía televisión. Salió para presenciar la destrucción solo cuando un amigo llamó para decirle: “¡Philippe, tus torres están siendo destruidas!”.

“Miré el cielo porque sabía que había un avión involucrado y fue un día magnífico y lo supe, mi intuición era que no se trataba de un accidente de avión, era otra cosa”, dijo. “Así que corrí hacía mis amigos en la cima de la colina y me senté frente a la televisión como millones de otras personas y vi mis torres ser atacadas y destruidas y llevar consigo miles de vidas”.

“Entonces decidí a partir de ese día dejaré de decir ‘mis torres’ – diré ‘nuestras torres'”.

Petit agrega que a menudo se le pregunta cómo se sintió al ver cómo se derrumbaban las torres: “¿Cómo puedo responder esa pregunta cuando, al otro lado de ese evento, tienes miles de vidas perdidas? No se puede comparar perder una maravilla de la arquitectura y perder vidas humanas”.

Minuto a minuto