Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 22 septiembre 2018

Era un pueblo pesquero, ahora es cementerio

El poblado veracruzano de Arbolillo, en el ojo del huracán tras hallazgo de fosas clandestinas

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Veracruz, Ver.- Sobre la carretera costera del Golfo, en el tramo Paso del Toro-Alvarado, se observa a lo lejos un pequeño letrero que señala a Arbolillo, un pueblo bañado por las aguas del Golfo de México y el Sistema Lagunar de Alvarado.

La comunidad es conocida por su vocación pesquera y por su gastronomía. En la zona costera se pueden observar viviendas humildes antes de llegar al área que hoy es el centro de atención por ser el lugar donde docenas de cuerpos han sido enterrados de manera clandestina.

Si bien los alvaradeños se caracterizan por su singular alegría y uso florido del vocabulario, han sido testigos de la presencia de cárteles: el Del Golfo y Los Zetas, y ahora no caben en la sorpresa porque en su pueblo hay tantos cadáveres.

Fue aquí donde la semana pasada la Fiscalía General del Estado dio a conocer el hallazgo de una megafosa clandestina donde hoy suman 174 cráneos encontrados, además de ropa y credenciales de identificación.

Para encontrar el camposanto del horror de Arbolillo sólo debe seguirse ese único camino pavimentado y al terminar, entre suelo de arena, se ubica el predio de difícil acceso donde yacen cientos de restos humanos.

Antecedentes

En marzo de 2017, el fiscal del estado, Jorge Winckler, daba cuenta de un cementerio ilegal con 47 cráneos y restos humanos en un predio de ocho fosas, en un perímetro de 120 metros cuadrados.

Tras las excavaciones y exhumaciones realizadas por peritos, se identificaron cinco cuerpos de personas que habían sido reportadas como desaparecidas en 2016 en el puerto de Veracruz.

La fosa de marzo de 2017 y la de la semana pasada están cerca, pero separadas: la primera fue en un predio privado; la segunda en una zona de manglares de difícil acceso.

Desde marzo del año pasado, el Colectivo Solecito hizo saber al fiscal que había más fosas en Arbolillo y solicitó que les permitiera realizar trabajos de búsqueda.

Hasta ahora han acudido 300 personas a la Dirección General de Servicios Periciales de Xalapa para acceder al archivo fotográfico de las prendas encontradas en las 32 áreas de la megafosa de Arbolillo hallada este año, de las cuales han sido identificadas dos víctimas por las credenciales de elector.

Minuto a minuto