Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 25 septiembre 2018

Proceso de alimentación de paciente con anorexia debe ser paulatino

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Una vez que el paciente diagnosticado con anorexia ingresa a un programa de rehabilitación, el proceso de realimentación debe darse de forma paulatina con el fin de que los alimentos sean tolerado en el organismo.

Lo anterior lo aseguró la experta en Psiquiatría adscrita al Centro Comunitario de Salud Mental (CCS) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Noemí Juárez Moreno.

“Es como el entrenamiento de bebés, en donde las cantidades de alimento son pequeñas, y no puede ser de un día para otro, es paulatino”, insistió en un comunicado.

Indicó que el acompañamiento y comprensión de la familia y de la red social del paciente en este proceso es vital para lograr éxito en la recuperación del paciente.

Señaló que al tratarse de una enfermedad compleja, los pacientes deben mantenerse en control y prácticamente aprender a vivir con este padecimiento para evitar una recaída.

“Sí puede haber recaídas, por lo tanto se debe estar en control de forma permanente, se estima incluso que alrededor del 30 por ciento de los pacientes que presentan esta enfermedad, tienen de forma permanente secuelas de la misma”, explicó.

Aseguró que algo que juega en contra de la recuperación de quienes enfrentan anorexia, es la negación a padecer la enfermedad.

Aunado a la condición de bajo peso, existen algunas señales que puede hacer sospechar a la familia de la enfermedad en alguno de sus seres queridos, como la irritabilidad ya que neurobio-químicamente generan sustancias en su cerebro que los hacen mantenerse en estado de alerta constantemente.

“Pareciera que están acelerados todo el tiempo, intolerantes y con mucha energía con lo cual quieren enmascarar su problema al decir a sus familiares que si estuvieran enfermos no tendrían energía para realizar sus actividades”.

Asimismo suelen presentar condiciones como cabello y uñas quebradizas, y las comisuras de los labios partidas.

Añadió que el médico familiar deriva al paciente con sospecha de la enfermedad a los servicios de consulta de Psiquiatría de su Hospital de Segundo Nivel, en casos extremos se envían a los pacientes al CCS en donde incluso existe la modalidad de internamiento.

 

Minuto a minuto