Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 18 octubre 2018

BMW en SLP se adaptará a las nuevas reglas de origen: CEO

Maru Escobedo señaló que con la mano de obra mexicana los autos saldrán “con la misma calidad o hasta mejor que en Alemania”

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Especial

BMW está lista para inaugurar su nueva planta en San Luis Potosí el próximo año y la nueva CEO de la compañía, Maru Escobedo, confía en que esto les ayudará a tener mayor presencia de marca por el orgullo de tener un BMW hecho en México.

“Que un grupo como BMW tenga la confianza de poner una planta aquí y que confíe en que la mano de obra de México es calificada y que los autos van a salir exactamente con la misma calidad o hasta mejor que en Alemania es muy bueno”, asegura.

Maru Escobedo asumió el 1 de septiembre el cargo como CEO de BMW para México, manteniendo la dirección de Ventas para el país y reporta directamente a Alexander Wehr.

Wehr se mantiene como presidente y CEO de BMW Group Latinoamérica y tendrá a su cargo los mercados en Latinoamérica, cada uno con su propio CEO: Helder Boavida, en Brasil; Rolf Epp, en Argentina; Maru Escobedo, en México, y Antonio Antela, en mercados importadores.

Entrevistada en sus oficinas en Santa Fe, Escobedo destaca que México sigue siendo atractivo para fabricar autos con todo y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), porque no sólo es el tema de costos, sino la calidad de la mano de obra y la red de proveeduría establecida.

“Obviamente, para nosotros es importante que el TLCAN se negocie de cierta forma, pero también la empresa es internacional y se preparará para cumplir con los requerimientos de las nuevas reglas de origen.

“Y hoy México se nota más en BMW teniendo la planta que siendo una compañía de ventas”, comenta.

La automotriz alemana comenzará a fabricar la Serie 3 en San Luis Potosí a mediados de 2019.

“La señal de que nos mantenemos y confiamos en México también es una muy buena para toda la red de distribuidores y para los clientes porque tienen la garantía de que vamos a seguir aquí”, agrega.

BMW cuenta con 31 plantas en el mundo y las dos más recientes son la de Brasil y próximamente México, ya que Latinoamérica es un mercado estratégico donde la compañía quiere contar con producción local para atender la futura demanda.

La participación de los autos de lujo en Latinoamérica es de 4% del total de las ventas, cuando en otros mercados como Rusia o China llega a 10%, por lo que la compañía aún ve potencial de mercado.

Nuevo reto

Maru Escobedo lleva 19 años trabajando en BMW, es licenciada en Economía por la Universidad Iberoamericana y cuenta con una especialidad en Economía para Mercados Importadores y Exportadores por el ITAM, además de un diplomado en Mercadotecnia por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Fue directora de MINI México y antes del nombramiento era directora de Ventas, Planeación y Operaciones.

“Me da mucho orgullo que el grupo confíe en una mexicana, me da mucho gusto que podamos tener acceso a todos los niveles porque somos una empresa superincluyente. En la dirección, la mitad son de Latinoamérica y la mitad de Europa.

“Para mí es un reto personal muy fuerte porque tenemos una muy buena posición y tengo que mantenerla o mejorarla, y es una gran responsabilidad. Me gusta mucho mi trabajo, me divierte mucho trabajar. Es un reto interesante”, comenta.

Como nueva CEO, Escobedo buscará nuevas alternativas y nuevos clientes potenciales porque el mercado automotriz se ha comportado de manera atípica en el último año.

Tradicionalmente, las marcas de lujo resisten mejor las caídas en el mercado, ya que sus compradores son menos sensibles al incremento de precio, pero aun así en lo que va del año BMW incrementó sus precios entre 5% y 6% por abajo de la inflación.

México

BMW es la marca de lujo de mayor venta en el mercado mexicano.

De enero a agosto ha comercializado 12 mil 822 vehículos BMW, para un crecimiento de 20% y 4 mil 231 automóviles MINI, con un incremento de 7.2%.

Y esta es la principal meta de Maru Escobedo en el corto plazo, mantener el crecimiento en ventas de la compañía.

“Queremos ser constantes con el crecimiento que hemos tenido, que no sea explosivo, que sea sustentable en el tiempo”, explica.

Para lograrlo, BMW renovó toda su gama de camionetas SUV introduciendo la nueva X2, que es un poco más pequeña, y antes de que concluya el año llegará la nueva X5.

En 2019 comercializarán la X7, una SUV más grande.

“El mercado está demandando SUVs y tenemos el producto adecuado para el mercado. Con la financiera estamos adecuándonos al mercado y pensado en la forma en que a los mexicanos nos gusta endeudarnos y cómo pagar el coche”, agrega.

Actualmente, 60% de las ventas de MINI se adquieren a través de la financiera de la automotriz y 43% de las ventas de los vehículos BMW.

Para crecer más en el segmento de lujo, BMW también está mejorando su atención al cliente.

Desde octubre del año pasado ofrece ampliar a cinco años los servicios básicos incluidos como cambio de aceite y algunas piezas de desgaste; los distribuidores también están ampliando sus instalaciones para agilizar la atención a los clientes el mismo día o en el transcurso de la semana.

BMW también cuenta con seguro contra robo de ciertas partes y tiene un nuevo servicio llamado Teleservices, donde la computadora del auto le envía información sobre la conducción al taller para saber si el auto necesita algún servicio.

Minuto a minuto