Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 17 octubre 2018

Desaparece su expediente por error administrativo; no puede titularse

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Al tramitar su título como médico veterinario, luego de un examen profesional con mención honorífica, el joven Eduardo Manolo Medrano Zapata descubrió que por una falla administrativa de cuando cursó el bachillerato, sus datos no existen en el sistema de educación.

“Es una pesadilla lo que me está ocurriendo. No lo puedo creer, no puedo tramitar mi título profesional porque no hay registros míos desde el CBTIS”, se lamentó el joven pasante tamaulipeco.

Medrano Zapata cursó el bachillerato del año 2009 al 2012 en el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS) número 119 de Ciudad Victoria.

Su padre, Manuel Medrano, explicó que al digitalizar todos los expedientes, por algún error los datos de su hijo se quedaron fuera, “no existe en el sistema y ninguna autoridad se hace responsable”.

Durante su carrera profesional en la Facultad de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Manuel no tuvo ningún problema. Al contrario, en el plantel hay excelentes referencias suyas como estudiante.

Su graduación fue en diciembre del 2017 y el 20 de abril realizó su examen profesional, cuya resolución fue “aprobado con mención honorífica”. Después llegaron los problemas.

“Cuando hizo los trámites para su título profesional, le dijeron en la Facultad que había un error en el CURP. Yo fui al CBTIS para solucionar, pero volvieron a surgir problemas y después nos dijeron que ¡no aparece en el sistema!”, relató Manuel Medrano.

Añadió que “cuando el sistema se digitalizó, al momento de capturar no lo hicieron con los datos de mi hijo”. Adriana Zapata Jasso, mamá de Manolo, mencionó que en julio pasado acudió con el subdirector del CBTIS 119, Heberto Huerta, “me dijo: lo siento señora en ese tiempo no estábamos nosotros; luego me llama otra empleada que pasará por el documento y estando ahí me dijo: ay, disculpe, era otro Eduardo”.

Narró que en su peregrinar con esta situación ha tocado muchas puertas para pedir una solución. Ha llevado todos los documentos que avalan que cursó el bachillerato, incluyendo recibos de pagos de inscripción, constancia del plantel que hizo para trámite de pasaporte, y hasta fotografía de su graduación, “pero nada ha servido hasta el momento, nos ignoran los directivos del plantel y también hemos solicitado ayuda a los autoridades de la DGTI”.

En las oficinas de la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial (DGETI) en Ciudad Victoria recibieron a la señora Adriana Zapata, quien entregó la documentación porque le dijeron que la llevarían a las oficinas centrales, “pero al regresar me dijeron que faltaba aportar más pruebas y ellos como autoridad no asumen su responsabilidad. No es un error de mi hijo ni mío, es del plantel escolar y la DGETI debe dar solución.”

El reportero de EL UNIVERSAL acudió en tres ocasiones a las oficinas de la DGETI en Ciudad Victoria para buscar una opinión sobre el tema, pero se corroboró que ahí responden con evasivas, con frases como las siguientes: “no hay ningún directivo que lo pueda recibir”, “todos fueron a un evento” o “por ahora no pueden recibir a la prensa.”

Actualmente Eduardo Manolo Medrano trabaja en una empresa veterinaria en Celaya, Guanajuato, donde se ha ganado la confianza de los propietarios y clientes, con profesionalismo atiende a tucanes, chimpancés y hasta tigres, pero se encuentra desesperado porque aspira a mejorar su sueldo; “yo soy feliz con mi profesión, pero por errores ajenos no puedo tener mi título profesional.”

Minuto a minuto

Toda la sección