Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 24 octubre 2018

“Moriría feliz por mi pasión”

Miguel Mora Mar / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Alcanzar a Sergio Pérez para hacerle una entrevista es algo casi imposible, pues se sube a su bólido, arranca y ¿quién puede abordarlo? Y allá va, a más de 200 “por hora”.

Pero mi hijo el licenciado y periodista Luis Leonel Mora, supo aprovechar la presencia del corredor de autos profesional en el multitudinario encuentro de becarios “México Siglo 21”, organizado por la Fundación Telmex-Telcel, recientemente en la Capital de la República. Leo me grabó la charla entre Carlos Slim Domit y el ídolo mexicano de la Fórmula 1. El tema es más que interesante para la columna semanal.

Muchos años pasaron sin que un mexicano accediera a la máxima expresión del automovilismo deportivo, hasta que Sergio lo hizo. Años de intensa práctica, de entrega total a la actividad, de decisión inquebrantable en lo que es –como él dice—su pasión; éxitos y fracasos, descalabros y satisfacciones, están en el historial de este extraordinario corredor de autos.

Los pilotos exponen su vida en cada carrera en la cual compiten, así como los toreros se juegan la existencia en cada tarde en la cual buscan la gloria y se topan con el fracaso y hasta con el hiriente silencio del respetable.

¿Recuerdos? El inolvidable Premio de México en 2015, cuando el aficionado le entregó su admiración y su cariño. “Pocos pilotos pueden tener la fortuna de vivir lo que yo he vivido en un Premio de México, pues nuestra afición es la mejor del mundo. El GPM pone a nuestro país en un lugar muy relevante del primer mundo”.

¿Más? “Los pilotos sabemos que cada vez que te subes al coche, te juegas la vida”. En Mónaco calificó por primera vez entre los diez primeros, pero el encontronazo con un muro a más de 300 km. por hora, un día antes del Premio monegasco lo marginaron de la competencia. Ha sido el accidente más grave: perdió el conocimiento y acabó en el hospital.

Sin embargo, cuando despertó y ante su padre que estaba a su lado, reaccionó con la idea de correr al día siguiente. Pero la inflamación de su cerebro le provocó severos mareos e impidió su objetivo y los médicos lo dejaron internado dos días más. Esa experiencia no podrá olvidarla jamás.

Die su maravilloso pero peligroso deporte, el gran “Checo” dice: “Si muero en eso, lo haría muy feliz porque es mi pasión”. Esperamos que no, pues desde luego queremos un piloto triunfador y no un recuerdo fatal. Deseamos que siempre salga con bien de sus competencias, pues más vale un piloto feliz vivo que otra lamentable experiencia como la de los Hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez, a quienes la velocidad en las pistas les apagó su luz vital.

La escudería de “Checo” es quizá de las más modestas en cuanto a recursos financieros y, sin embargo, ha tenido cinco años muy exitosos. Ahora Force India está considerada como la cuarta de la F1 y esto es más que aceptable.

Habló de su fundación y dijo que le llenan de orgullo las casas hogar que tiene y que le gusta ayudar a la gente que más lo necesita. Trabajar por mi fundación me enorgullece más que trabajar por mí”. Palabras nacidas en su corazón y expresadas con una gran sinceridad.

“Mi sueño es ser campeón del mundo”, expresó. En los medios del deporte motor, se habla de que “Checo” volverá a MacLaren, pero otra versión dice que el mexicano optaría por la continuidad en su escudería.

Cuando atendió a las preguntas de “contesta a una palabra lo que piensas”, dijo: Triunfo: Todo. Familia: Todo. “Checo” Pérez: Normal. México: Lo mejor.

La ovación de los jóvenes becarios fue estruendosa, no sólo la afición al automovilismo deportivo se le ha entregado, sino también la juventud dinámica, estudiosa, positiva, la verdadera esperanza de un país mejor.

Al final del encuentro, un ejecutivo de Telmex, Paola Kuri, impulsora del futbol femenino y “Checo”, dieron una sensacional demostración de “dominadas”. Y lo hicieron requete bien.

Así las cosas, hasta el martes próximo, DM.

 

Comentarios:

miguelmora martinez@hotmail.com

Minuto a minuto