Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 22 octubre 2018

Tras los terremotos, 444 mil menores no han regresado a la escuela

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Tras los terremotos del año pasado, 444 mil 121 niños y adolescentes de cuatro estados del país han tenido dificultades para continuar con sus estudios debido a los daños que se registraron en la infraestructura de sus escuelas, mientras que 52 mil 749 se quedaron sin hogar, alertó la organización Save the Children, que presentó su balance de acciones de apoyo a damnificados.

María Josefina Menéndez, directora general de Save the Children, indicó que México sigue siendo una nación expuesta a los sismos y por eso es necesario aprender de lo sucedido.

Explicó que la organización ha atendido a un total de 141 mil 310 personas, 69 mil 829 menores de edad y 71 mil 481 adultos, en los estados de Oaxaca, Morelos, Puebla y Ciudad de México.

Menéndez afirmó que el gobierno actual tiene la responsabilidad hasta diciembre de continuar con la reconstrucción con celeridad y transparencia, y explicó que han mantenido diálogo con la administración del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a quien le han solicitado fortalecer las medidas en favor de la infancia y trabajar en un programa de protección civil.

“Es urgente asumir responsabilidades para atender las necesidades de quienes sufrieron el terrible impacto de uno de los desastres que más daño ha hecho a nuestro país. Es necesario implementar planes de reducción del riesgo de desastres que cuenten con la participación de niños y adolescentes y sean afectivos para evitar futuras tragedias”, destacó.

Fatima Andraca, coordinadora de Respuesta Humanitaria de Save the Children, indicó que tras un mapeo que realizó la organización en 183 escuelas al inicio de este ciclo escolar, encontraron que mil 640 niños dejaron de acudir a clases. En la Ciudad de México, 57% de los 14 planteles inspeccionados opera en aulas temporales, igual que 41% de 109 escuelas de Oaxaca.

Explicó que la organización ha recibido 70 millones 187 mil 646 pesos para las acciones de apoyo, de los cuales ha ejercido 58 millones 817, con corte al 5 de agosto.

Los ejes de ayuda de la organización se basaron principalmente en la protección infantil y el acompañamiento psicoemocional de las personas damnificadas; en agua, higiene y saneamiento; campañas de educación en emergencias y reducción de riesgos; infraestructura y en el rubro de medios de vida.

Entre las acciones emprendidas destacó la instalación de 175 espacios amigables para niños, el establecimiento de 34 aulas temporales y 24 sanitarios permanentes, así como la construcción de 13 viviendas y dos comedores en Morelos.

Jorge Vidal, director de Programas de Save the Children, reiteró la necesidad de “pensar cuál es la política pública que debemos modificar en el país” para que haya mejor capacidad de respuesta ante desastres naturales como los que se vivieron el año pasado.

Alertó que a un año de los terremotos es difícil visibilizar la situación de algunas zonas afectadas del país porque han dejado de ser mencionadas, como las que hay en Chiapas, por lo que exhortó a continuar brindando apoyo.

Minuto a minuto