Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 10 diciembre 2018

Paraguay suspende a jueces por baja condena a cura abusador

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

ASUNCIÓN (AP) — Tres jueces de un tribunal de la sureña ciudad de Encarnación, Paraguay, fueron suspendidos por dar una baja condena a un sacerdote acusado de abusar de un menor de 14 años.

En agosto pasado, Félix Miranda recibió dos años de cárcel en suspenso –es decir, no ingresará a prisión pero no podrá acercarse a su víctima y deberá firmar un libro de conducta ante el tribunal cada mes– y el pago de una multa de unos 800 dólares.

Un informe del miércoles del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados señaló que los jueves Fabián Iglesias, Nelio Prieto y Blas Zorrilla no podrán ejercer sus funciones mientras dure el proceso de revisión de sus actuaciones durante el juicio a Miranda, sacerdote de la congregación redentorista.

La denuncia contra los magistrados por presunto mal ejercicio de sus funciones fue presentada semanas atrás por el Defensor del Pueblo, Miguel Godoy. Cristian Kriskovich, presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, dijo a periodistas en Asunción que los tres suspendidos serán enjuiciados dentro del debido proceso.

La causa penal contra Miranda se inició en octubre de 2016 luego de que la madre del menor hiciera la denuncia ante la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) y ésta trasladara el caso a la justicia ordinaria. El 21 de agosto, el tribunal de Encarnación, 440 kilómetros al sur de Asunción, lo encontró culpable de abuso sexual pero supuestamente, por falta de pruebas físicas concretas, no dictó una pena mayor.

Fabián Iglesias, uno de los miembros del tribunal, aclaró en conferencia de prensa que él y otro juez votaron por la condena al creer que el cura de la parroquia San José Obrero, de Encarnación, manoseó las partes íntimas del menor pero el tercer magistrado votó por la absolución al no existir evidencias físicas ni testigos del delito.

The Associated Press hizo un llamado telefónico a la oficina de la CEP para conocer la posición de la iglesia pero una empleada administrativa solo indicó que seguía vigente un comunicado de la institución de agosto pasado. En ese documento, la CEP anunció su compromiso de “cooperación en la búsqueda de justicia y en la medida de lo posible, en la reparación del daño moral y el proceso de sanación”. Acotó que en “el caso del sacerdote redentorista (Miranda) se están aplicando las normas y criterios” para establecer sanciones eclesiásticas.

En Paraguay no existen estadísticas de abusos de menores en la Iglesia.

Minuto a minuto

Toda la sección