Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 18 octubre 2018

Trump insiste en reunirse con mujer que acusa de abuso a su nominado al Tribunal Supremo

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Washington, EEUU (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió hoy en su interés en reunirse con Christine Blasey Ford, la mujer que ha puesto en peligro el nombramiento de Brett Kavanaugh como nuevo juez del Tribunal Supremo tras acusarle de tratar de propasarse con ella cuando ambos eran adolescentes.

“Realmente quiero verla, quiero oír todo lo que tenga que decir”, declaró el mandatario instantes antes de partir rumbo al estado de Carolina del Norte, donde tiene previsto reunirse con los equipos de emergencia que están trabajando en la región con motivo de la tormenta Florence.

El lunes, la Casa Blanca anunció que el presidente estaba interesado en escuchar las versiones tanto de Kavanaugh como de Ford, cuya acusación ha puesto en peligro la confirmación del juez por parte del Comité Judicial del Senado, que debería haber tenido lugar esta semana.

Ambos implicados, además, han sido invitados a comparecer ante la Cámara Alta para exponer sus respectivas versiones sobre la acusación de Ford de que el magistrado intentó propasarse con ella cuando los dos estaban en el instituto de educación secundaria en la década de 1980 en Maryland.

Sin embargo, en las últimas horas la mujer ha dicho que no comparecerá hasta que el FBI realice una investigación sobre los hechos.

“El FBI conoce muy bien a Kavanaugh, le han investigado ya unas 6 veces”, sostuvo hoy Trump, quien, no obstante, recalcó que el nombramiento de un juez del Tribunal Supremo es uno de los legados “más importantes” de un presidente, por lo que se mostró a favor de que los legisladores se tomen todo el tiempo que precisen antes de decidir.

“Queremos que el proceso acabe, pero al mismo tiempo hay que tomarse el tiempo necesario”, dijo.

Preguntado sobre la posibilidad de que Ford opté por no comparecer en el Capitolio para exponer sus alegaciones, Trump se mostró contundente: “Si aparece será maravilloso y si no, será una pena”.

A pesar de que el mandatario quiso mantenerse ecuánime en todo momento, Trump consideró que Kavanaugh está siendo tratado de forma “muy dura” y que se trata de una situación “muy injusta” para la familia del magistrado.

“Puedo decir esto: es un hombre tan extraordinario que me cuesta mucho imaginar que algo pasó”, dijo.

Minuto a minuto