Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 13 diciembre 2018

Recuerdan el 80 aniversario de la anexión de región checa por la Alemania nazi

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La ciudad checa de Stárkov realizó una escenificación del ataque de un grupo paramilitar pronazi / Foto: EFE

Stárkov, República Checa (EFE).- Varias asociaciones de historia militar de la República Checa escenificaron hoy en la localidad de Stárkov, al norte del país centroeuropeo, el ambiente que se respiraba en la región de los Sudetes antes de su anexión por la Alemania de Adolfo Hitler hace 80 años.

Casi un millar de personas han asistido a esta puesta en escena, en la plaza de Stárkov, en la que ha participado una comparsa de 150 actores y en la que han resonado las balas de fogueo de las carabinas Mannlicher y rifles cortos Mauser utilizados en la época.

En septiembre de 1938 Checoslovaquia atravesaba momentos de máxima tensión después de que Hitler arengara a sus seguidores, en la cumbre del Partido Nacionalsocialista (NSDAP) celebrada en septiembre de 1938 en Nuremberg, con un discurso incendiario sobre las nuevas fronteras de una Alemania que pretende anexionarse los Sudetes.

En esta región checoslovaca vivían entonces más de dos millones de checo-alemanes autóctonos, y ante esas amenazas de Hitler, Praga moviliza el 23 de septiembre a más de un millón de hombres para hacer frente al desafío nazi.

La escenificación ha consistido en la toma del control por la fuerza paramilitar pronazi “Freikorps” del ayuntamiento de Stárkov, sin que carabineros y policías de fronteras pudieran impedirlo, pero tras la llegada de efectivos del ejército se ha podido reducir a los insurrectos.

Los “Freikorps” sembraran el terror para desestabilizar la zona “siguiendo órdenes de Berlín”, explicaron los organizadores del evento por los altavoces mientras se desarrolla la función.

“Pocos logran hoy imaginarse el ambiente que se respiraba entonces, y hemos querido reflejarlo”, dijo a Efe Richard Stepanek, presidente de la asociación de historia militar “T-S 20 Plan”.

La representación de la batalla ha durado casi una hora en medio del ruido ensordecedor de disparos de fusiles, mientras una réplica del vehículo blindado “OA vz.30” con dos ametralladoras ligeras apoyaba la acción de los checoslovacos.

Según Stepanek, esta conmemoración tiene un carácter más bien “folclórico”, sin peligro de enturbiar las relaciones con el vecino germano, si bien los más viejos de la localidad siguen, a la vuelta de los años, sin ver con buenos ojos a los alemanes y lamentan lo que significó el Tratado de Múnich, que entregó esa región a la Alemania nazi.

“Fue innecesario. Deberíamos habernos defendido. Teníamos búnkers y capacidad para vencer”, dijo a EFE Olda, que vive en la localidad vecina de Hronov y cuya familia fue enviada a repoblar esta zona tras la expulsión de los checo-alemanes de los Sudetes tras la II Guerra Mundial.

Esos momentos trágicos precedieron a la firma del Tratado de Múnich, del que ahora se cumplen 80 años y que supuso la primera ruptura del país al serle arrebatados, sin que los checos pudieran intervenir, 22.608 kilómetros cuadrados de territorio.

El documento que lleva el nombre de la capital bávara y firmado el 29 de septiembre de 1938, fue una claudicación europea al imperialismo nazi, pero entonces se vio como paso a la paz.

Minuto a minuto